Las condiciones del mercado en México han mejorado en los recientes 10 años; de enero a junio de 2013, el incremento en la colocación del crédito fue de 7%.

“Buena parte de la caída en la construcción durante 2013 obedeció a factores como el incremento en la incertidumbre sobre las perspectivas de crecimiento del país”, explica Mario Correa. Con mejores previsiones económicas para 2014 en el rubro, dialogamos sobre el impacto que puede tener la reforma financiera en el desarrollo inmobiliario y la construcción en general. Cabe destacar que las tasas de los créditos pueden experimentar un incremento en la medida en que comience el retiro gradual del extraordinario estímulo monetario aplicado por la Reserva Federal estadunidense, según la opinión del economista en jefe de Scotiabank.

 

Mario Correa, Economista en Jefe de Scotiabank
Mario Correa, Economista en Jefe de Scotiabank

 

REM.- ¿Cómo se vislumbra la actividad de la construcción para 2014? ¿Qué medidas serían necesarias para evitar una caída como la de 2013?

Mario Correa (MC).- Para este año prevemos que la construcción repunte a una tasa de 3.3%, parecida a la que consideramos para la economía en su conjunto. Cabe notar que podría observarse un comportamiento heterogéneo en los principales componentes del sector. Por un lado, esperamos que el componente de obras de ingeniería civil u obra pesada tenga un dinamismo mayor que el componente de edificación, ante el mayor gasto público que se contempla para destinar a la infraestructura del país. El dinamismo de la edificación estará sujeto a que se recuperen las expectativas positivas en el sector de la vivienda.

Buena parte de la caída observada en la construcción durante 2013 obedeció a factores como el incremento en la incertidumbre sobre las perspectivas de crecimiento del país, tanto por la inquietud que generaba la agenda de reformas estructurales y la forma en que se desenvolvería el nuevo gobierno; a un retraso en la ejecución del gasto público y al nerviosismo prevaleciente en el entorno global, que presentó una desaceleración en la actividad económica de muchos países. En la medida en que aumente la claridad en las expectativas y en la estabilidad de las condiciones jurídicas que rodean al sector, se favorecerá la confianza de los inversionistas y la expansión de la actividad productiva de esta importante rama de la industria.

REM.- ¿Cuáles son las perspectivas de colocación hipotecaria para 2014? ¿En qué medida impactará la reforma financiera? ¿Cuál es la meta del sector bancario?

MC.- Para 2014 pensamos que el crédito hipotecario otorgado por la banca comercial podría crecer a una tasa cercana a 9%. Hay que notar que, haciendo un lado la difícil coyuntura que atravesamos en 2013, México tiene buenos fundamentos para la expansión del crédito en sus diferentes formas: a) estabilidad macroeconómica, b) sólida posición financiera del país, c) un perfil favorable de una población joven, d) una clase media creciente en número y en poder adquisitivo, e) un sistema financiero sólido y bien capitalizado.

La reforma financiera contiene muchas medidas que tendrán un impacto positivo sobre el desempeño del crédito, destacando aquellas orientadas a reducir los costos de operación y a aumentar la certeza jurídica del marco regulatorio. No obstante, para marcar una diferencia importante en el crecimiento del crédito se requerirá que se restablezcan las expectativas de expansión de la actividad económica y que se superen los retos aún pendientes, entre los que destaca el alto nivel de informalidad en la actividad económica.

REM.- Según sus previsiones, las tasas aumentarán, ¿cómo incidirá en el sector esta previsión?

MC.- Nuestra previsión es que en la medida en que comience el retiro gradual del extraordinario estímulo monetario aplicado por la Reserva Federal en Estados Unidos, las tasas de interés tenderán a subir en los mercados internacionales, generando a su vez una tendencia de alza en las tasas de interés domésticas. No obstante, en mi opinión resulta mucho más importante para la expansión del sector de la construcción el restablecimiento de buenas expectativas de crecimiento de la economía. También hay que notar que en la medida en que el público se dé cuenta que podría estar terminando el periodo más notable de dinero barato en la historia reciente, y que las tasas de interés deberían regresar hacia niveles más sostenibles en el largo plazo; esto podría impulsar la demanda de crédito, para asegurar bajos costos de financiamiento.

REM.- Acerca del incremento de las tasas de interés, ¿cuál será la lectura en el marco de la reforma financiera, si se habla de una expansión de mayor crédito y más barato? ¿Cómo se vería reflejado especialmente en el sector hipotecario?

MC.- La reforma plantea abaratar el costo del crédito en general dentro de la economía. Parte importante del costo del crédito está asociado a factores como la disponibilidad de ahorro, al riesgo percibido inherente al futuro y a los costos asociados a la evaluación y recuperación de garantías. En la medida en que se presentan tasas pasivas atractivas, se fortalece la generación de ahorro financiero en la economía. Conforme se clarifica el marco jurídico y se incrementa la certeza del estado de derecho se reduce el riesgo inherente al futuro; y al aumentar la eficiencia de los procesos judiciales y se amplía la información disponible a los agentes económicos, se reducen los márgenes entre las tasas activas (las que se cobran en los créditos) y las pasivas (las que se pagan a los ahorradores).

También hay que notar que el acceso al crédito sigue limitado a aquellas personas/empresas que pueden acreditar su solvencia de manera formal con comprobantes verificables. Los que no pueden hacer esta comprobación también requieren crédito, pero lo obtienen a un costo mucho más elevado, que frecuentemente se obtiene mediante mecanismos informales. En la medida en que se amplíe la penetración financiera en el país, habrá más personas que puedan tener acceso al crédito del sector financiero, lo que les representará un costo mucho menor al que hoy pagan. 

REM.- En otro tema, las previsiones del crecimiento del PIB de México son positivas. ¿Podría repetirse la situación del año pasado, con previsión inicial al alza y ajustes paulatinos que redujeron el pronóstico del PIB?

MC.- El entorno económico está sujeto a un elevado grado de incertidumbre, ya que aún persisten serios riesgos que podrían descarrilar la reactivación prevista para la economía, especialmente en el entorno global. Hay que recordar que ha comenzado el camino de regreso para la política monetaria en EUA, que en el intento por evitar una mayor recesión, se ha adentrado en terreno desconocido ante la magnitud del estímulo monetario aplicado en los años previos. El camino se está inventando conforme se recorre, y varias cosas podrían salir mal, en cuyo caso podríamos volver a tener un desempeño económico pobre. Desde luego, la mayoría de los analistas esperamos que las autoridades financieras de los países desarrollados logren realizar la transición monetaria de una forma ordenada y sin generar grandes trastornos para la economía global.

La posibilidad de tener choques negativos inesperados siempre está presente, como también lo está la posibilidad de tener choques positivos imprevistos.

 

Lázaro Cárdenas, Michoacán, principal puerto comercial del Pacífico
Lázaro Cárdenas, Michoacán, principal puerto comercial del Pacífico

 

Para 2014 pensamos que el crédito hipotecario otorgado por la banca comercial podría crecer a una tasa cercana a 9%.

REM.- ¿Cuáles serían hoy los factores de la economía global que mayor impacto pueden tener en México, tanto de manera positiva como negativa?

MC.- Como ya comentamos, uno de los factores determinantes para el desempeño de la economía global será la evolución de la política monetaria en EUA y el efecto que ésta tenga sobre los mercados financieros. Si algo sale mal y las tasas de interés globales comienzan a aumentar de forma demasiado abrupta, podría generarse mucha tensión sobre el sistema financiero y descarrilar la reactivación económica mundial. Por el contrario, si el ajuste monetario logra realizarse sin generar contratiempos importantes, esto podría reactivar perspectivas positivas de mediano y largo plazos para muchos países, con un efecto positivo sobre el ritmo de la actividad económica.

REM.- Algo que desee puntualizar o destacar

MC.- Para el desarrollo del sector financiero en México, y para incrementar de forma significativa el potencial de crecimiento de nuestra economía, hay que atender uno de los grandes problemas pendientes del país, que es el elevado nivel que tiene la actividad informal. Hay que generar las condiciones para incrementar la actividad formal, lo que quiere decir en términos llanos, que hay que hacer más fácil y barato el acceso al sector formal que el del informal. En la medida en que esto se consiga, habrá un crecimiento mucho más dinámico en el crédito, una mayor cantidad de recursos públicos disponibles para inversiones productivas y gasto social y una mayor generación de empleos y bienestar para nuestra población.


Texto:Real Estate Market & Lifestyle

Foto: INBESTIA, URBAN FREAK, SCOTIABANK