La estética en equilibrio con el ambiente

Tras varios años de uso y abuso de los recursos naturales, la humanidad comienza a despertar de su aturdimiento por los avances de la tecnología, para comprender la magnitud del impacto causado por su presencia en el medio ambiente. En la actualidad, las tendencias en varios aspectos de la actividad humana buscan alcanzar una relación armónica con la naturaleza.

La mentalidad sustentable ha tenido un auge importante durante los últimos años. La industria de la construcción, de manera especial, ha incorporado tecnologías de este tipo, debido en especial a que ésta ha resultado ser una de las principales generadoras de contaminación en el agua, aire y por ruido. Por tanto, el diseño sustentable de las casas comienza a ser más común, pero éste no se ha detenido ahí.

La gente comienza a entender la importancia y necesidad de implementar esta tendencia a su vida diaria, y de esta manera constituir en los hogares un ambiente saludable.

La sustentabilidad se ha extendido al diseño de interiores; la gente comienza a entender la importancia y necesidad de implementar esta tendencia a su vida diaria, y de esta manera constituir en los hogares un ambiente saludable. Todo esto no sólo trasciende los estándares estéticos dentro de esta disciplina, sino que también crea una armonía entre los factores sustentables y decorativos del diseño interior.

De manera general, la noción que las personas tienen sobre el diseño interior es simple: decorar los espacios dentro de las casas, y decidir qué es bello o desagradable, qué va con la habitación y qué no; el atractivo estético es la prioridad. El diseño interior sustentable tiene una directriz principal diferente; antes que la estética, está la ética. Tiene como objetivo principal lo saludable, lo benéfico o perjudicial para la salud de la gente que habita los hogares y para preservar el medio ambiente natural que lo rodea.

El diseño interior sustentable tiene una directriz principal diferente; antes que la estética, está la ética. Tiene como objetivo principal lo saludable.

Aunque el buen gusto juega en este tipo de propuesta también un rol fundamental, las palabras clave del diseño de interiores no son moderno, elegante o chic, sino reciclable, renovable y orgánico. Si bien los sillones italianos de piel pueden ser lo último o más fashion, el diseño interior presta atención a detalles como el origen de los materiales, tanto su materia prima como el lugar desde donde fueron importados, si la madera proviene de un bosque que se administre bajo normativas sustentables, etc.

Casa Helio ubicada en Mineápolis, Minnesota
Casa Helio ubicada en Mineápolis, Minnesota



Por la relevancia cada vez más creciente de las prácticas sustentables, se creó la certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), por parte del US Green Building Council (USGBC), y que ha servido como base del diseño interior al dictar cinco criterios para el diseño interior sustentable.

  • Ahorro de energía.
  • Uso eficiente del agua.
  • Reducción de emisiones de CO2.
  • Mejoramiento de la calidad del aire.
  • Administración de recursos y sensibilidad a su impacto. 

Estas directrices se enfocan, más allá de la estética, en los materiales y su uso dentro de las construcciones, así como en el análisis de su interior para determinar la manera en que deberán aplicarse.

Si bien el concepto de un hogar o vivienda sustentable es muy amplio, y generalmente costoso, uno puede comenzar a integrar en su casa productos que sigan esta línea, incluyendo el amueblado sustentable.

Estas directrices se enfocan, más allá de la estética, en los materiales y su uso dentro de las construcciones, así como en el análisis de su interior para determinar la manera en que deberán aplicarse.
Energía eléctrica

Actualmente, la mayoría de la energía eléctrica se consigue mediante el uso de combustibles fósiles no renovables; los múltiples problemas provocados por esta fuente de energía representan un peligro para el medio ambiente, pues son los fundamentos de la economía industrial moderna.

Las fuentes alternativas de energía son la opción para sustituir a las tradicionales más contaminantes; entre éstas se encuentran los paneles solares y los aerogeneradores, principales componentes que se utilizan actualmente para adquirir un suministro cuyo origen no provenga de los combustibles fósiles. Desafortunadamente, estas tecnologías siguen estando fuera del alcance de la mayoría de los hogares en el mundo. Por lo tanto, lo mejor que se puede hacer es utilizar de manera eficiente la electricidad, como reemplazar focos de luz incandescente por fluorescentes, no dejar los electrónicos en stand-by, conseguir un termostato programable, entre otras decisiones.

Agua

El agua es uno de los pilares fundamentales de la vida humana; no obstante, su abastecimiento y consumo carecen de una dinámica positiva, sino más bien es una de uso excesivo. Su uso eficiente es también uno de los criterios principales del LEED, y esto se puede lograr mediante un uso más inteligente, al tomar duchas mucho más breves, cerrar la llave mientras se cepillan los dientes, o lavar los platos a mano. Asimismo, es recomendable instalar dispositivos ahorradores de agua en los lavabos, regaderas y excusados.

Aire

De manera amplia, la industria ha contribuido en gran manera a la contaminación del aire. Desde una perspectiva más pequeña, pero igual de relevante, esto también es perjudicial en un nivel doméstico. Los hogares deben cuidar que sus pisos, el mobiliario y productos como pinturas, esmaltes y barinices, estén libres de cualquier sustancia que contamine el aire dentro de ella.

Entre las sustancias a evitar están el benceno, el formaldehído, el cloruro de metileno, el estireno, los clorofluorocarbonos y la acetona. Estos compuestos orgánicos son volátiles, y se encuentran en productos como pintura, disolventes de pintura, marcadores, revestimientos de paredes, pegamentos para pisos y muebles, así como algunos artículos de limpieza.

Los hogares deben cuidar que sus pisos, el mobiliario y productos como pinturas, esmaltes y barnices, estén libres de cualquier sustancia que contamine el aire dentro de ella.

 

Casa Ana, Tepoztlan, Morelos
Casa Ana, Tepoztlan, Morelos

 

Amueblado

Los muebles orgánicos están hechos con materiales puros, que no contienen sustancias sintéticas que puedan ser nocivas; no incluyen polímeros, colorantes artificiales, químicos o toxinas. En cambio, están elaborados de caucho natural, algodón orgánico, lana, bambú y otros. De esta manera se busca reducir el impacto en la naturaleza y en la salud de los habitantes de la casa, derivado de la creación y uso de estos productos.

Se busca reducir el impacto en la naturaleza y en la saluda de los habitantes

Sobre las pinturas usadas en el mobiliario, muros y acabados en general, es importante evitar los VOC (Volatile Organic Compounds o compuestos orgánicos volátiles), o conseguir productos que tengan un nivel bajo en estas sustancias. Por otra parte, pueden utilizarse pigmentos minerales y de arcilla, con el fin de evitar los tintes sintéticos; de la misma manera, se puede adquirir tapicería teñida con pinturas a base de agua, impresos en papel libre de cloro.

La instalación de los pisos deberá estar libre de estos VOC, que incluyen sustancias cancerígenas como el formaldehído y el benceno. Los materiales sustentables que pueden usarse para esta tarea son el bambú, metal reciclado, mosaicos de vidrio y las maderas regeneradas.

Éstas son apenas algunas de las iniciativas que se busca generalizar para cada hogar en el mundo. Y si bien aspectos como el costo de los productos y otros dispositivos verdes es alto, es importante destacar que la sustentabilidad, antes que cualquier objeto de consumo, es una idea que debe arraigarse en cada uno de nosotros, y así avanzar al futuro al hacer una tregua con la naturaleza.

Casa NZ, Tepoztlán, Morelos
Casa NZ, Tepoztlán, Morelos


Texto:gustavo pérez

Foto: ECODOME, OSHATZ