Las alfombras son un toque distintivo de cualquier espacio habitacional y qué mejor cuando son resultado de un trabajo artesanal, meticuloso y moderno hecho en pequeños talleres de Nepal y la India.

Los pequeños detalles son los que siempre dan un toque especial y elegante a cualquier espacio, llámese oficina, casa, salas, en fin. Además, transmiten la personalidad de quienes los habitan. En esta ocasión llega desde Londres The Rug Company, que desde hace más de una década diseña alfombras modernas y en donde colaboran grandes diseñadores, interioristas y arquitectos, entre ellos Paul Smith, Nicky Haslam, Bill Amberg, Diane von Furstenberg, Tom Dixon, Kelly Wearstler y Vivienne Westwood.

 

Bisho´s cape , Diane vozn Furstenberg
Bisho´s cape , Diane vozn Furstenberg

 

Cada pieza es única por su trabajo artesanal y meticuloso, que da como resultado un mejor acabado y durabilidad.

 Todas las alfombras son hechas a mano en pequeños talleres en Nepal y la India, ya sean tejidas, de piel o anudadas, utilizando técnicas tradicionales, lo que brinda belleza, apariencia y durabilidad. Estas técnicas hacen que las alfombras alcancen un mejor acabado, profundidad e intensidad de diseño y de color.

Este proceso es supervisado en Londres por los fundadores de The Rug Company. Buena parte del proceso se basa en patrones de tela, artes de libros o bosquejos, que después son trabajados en Photoshop o Illustrator. Generalmente, los diseñadores de interiores que producen los patrones optan por diseños orgánicos y una gama de colores relativamente silenciada que intenta armonizarse con modas de interiores actuales, que combinan con muebles y cuartos. Los diseñadores de moda que colaboran con la empresa tienden a producir patrones más gráficos en colores saturados más brillantes.

Diseños de vanguardia nutren las imágenes de los artesanos.

 

Carmelina, Suzanne Sharp.
Carmelina, Suzanne Sharp.

 

Juan Miguel Padrón, brand manager de The Rug Company, explicó en entrevista con Real Estate Market & Lifestyle que las tendencias en el sector residencial son los tapetes artesanales fabricados con materiales naturales lujosos, como lana del Tíbet, seda de China, cachemira y mohair. Los diseños tienen estilos orgánicos, geométricos, clásicos, modernos, formas esculpidas, diseños con estampados atrevidos; los colores son neutros, como beige, marfil, café, gris acero, azul, entre otros.

Padrón expresó que los tapetes son fabricados en materiales naturales, como lana resistente de 60 nudos, en colores varios, aunque predominan los formales, como gris, café, vino y negro. Y para corporativos los colores primarios: amarillo, rojo, azul, y estampados divertidos.

"Todos los productos de The Rug Company son realizados completamente a mano por artesanos que heredan el conocimiento de fabricación por sus antepasados. Se utilizan las mejores materias primas y para los diseños intervienen grandes personalidades del mundo del diseño, la moda, del interiorismo, arquitectos y decoradores", dijo Padrón.

Cabe señalar que la empresa, fundada por Christopher Sharp y su esposa, Suzanne, tiene presencia en las principales ciudades del mundo. En 2007 fue establecida en México.


Texto:Gisela Ezpinosa

Foto: The Rug Company