El vidrio - un medio de arte que se remonta desde hace 2,500 años, ha visto un resurgimiento en la era moderna. Con posibilidades aparentemente ilimitadas, los artistas han demostrado ahora que la imaginación es el único límite. Asimismo, de ser un objeto interior, la tecnología moderna ha desarrollado vidrio para soportar los elementos y reemplazar la construcción interior y exterior convencional. Las sutiles cualidades clásicas de trabajo del cristal hacen que sea perfecto en combinación con otros materiales como la madera, el ladrillo, el concreto y el metal.

Por otro lado, el diseño de interior se mueve constantemente hacia la funcionalidad y la expresión personal a través de soluciones inusuales. Texturas, patrones, estampados, colores y curvas trabajan juntos para crear el espacio perfecto.

En el interiorismo, el vidrio está reemplazando notablemente a materiales típicos del diseño de interiores, como la madera y la piedra. Aunque el vidrio ha sido un material preferido para fachadas durante mucho tiempo, la tendencia de éste en el diseño de interiores apenas lleva una década. Esta tendencia, y las posibilidades únicas que ofrece el cristal ha hecho que más y más arquitectos y desarrolladores lo elijan para el diseño interior de edificios de oficinas-corporativos, centros comerciales, y residencias.

El vidrio es mucho más que el material utilizado para la creación de ventanas, es un material ideal para transformar la atmósfera de un interior, es un material decorativo de moda. Su gran versatilidad y amplia gama de efectos disponibles, texturas, apariencias, patrones, y colores, permiten a los diseñadores de interiores crear la apariencia adecuada para cualquier aplicación. Mientras que la estética es importante, algunos productos y/o aplicaciones de vidrio, como cristales decorativos, pueden mejorarse aún más para proporcionar una mayor comodidad, tales como la  reducción de ruido (acústica), la seguridad y la mejora en la eficiencia energética. El vidrio inteligente se puede utilizar para el diseño interior (pantallas de proyección, divisiones, entre otros), ya que es muy duradero, requiere menos mantenimiento y es estéticamente agradable.

Otras aplicaciones del vidrio en el interiorismo son: techos, pisos, mamparas, puertas, paneles o muros, escaleras, barandales, y muebles de cristal los cuales se pueden alinear de forma individual con el concepto único de la habitación. También encuentran un gran campo de aplicación en baños y cocinas. Canceles de baños y lavabos, las puertas de vidrio de los muebles de baño, espejos, los gabinetes, e incluso todas las cubiertas de la cocina, crean un ambiente sofisticado.

Casi no hay límites a la creatividad de los diseñadores, arquitectos y contratistas en el diseño de productos de vidrio.

Sin el desarrollo de nuevas tecnologías en la producción de cristal, éste no habría alcanzado la posición con la que actualmente cuenta hoy en el interiorismo. La impresión digital, en particular, ha abierto por completo nuevas posibilidades de diseño de cristal, al igual que las nuevas tecnologías en laminación. La tecnología láser apenas está lista para entrar en el campo del vidrio plano. Además de las tecnologías relativamente recientes, los procesos clásicos como la serigrafía, y el grabado, siguen ofreciendo numerosas posibilidades para crear diseños sofisticados.

 Es importante identificar el vidrio más adecuado para cada aplicación,  hay una gran variedad y siempre podrán tenerse opciones de acuerdo a la función que tendrá cada espacio.  Existen transparentes, translúcidos, opacos,  de color, con texturas o  diseños especiales, y contrario a lo que se cree, el vidrio es uno de los materiales más seguros que existen. Por ejemplo, los vidrios laminados,  que son los que se utilizan en los parabrisas de los coches se fabrican al unir dos o más vidrios con un plástico (PVB) transparente, y en caso de rotura, el plástico sostiene los vidrios, evitando que se rompa en grandes trozos, permaneciendo en su lugar  hasta poder reemplazarse.  Este plástico puede ser de diferentes colores con lo cual logramos ambientes contrastantes y seguros, de color, pero transparentes. Además  el PVB  bloquea casi hasta el 100% la transmisión de rayos ultravioleta, evitando la decoloración de muebles, pisos y obras de arte.

Los vidrios claros y templados, sostenidos por pequeños herrajes incrementan la experiencia en el espacio invitando al usuario a adentrarse en ellos. Se les puede también serigrafiar con  diseños especiales o colores.  Al romperse los vidrios templados, se fracturan en pequeñas piezas, por lo que son utilizados para vidrios de seguridad y protección.

Una forma de lograr contraste, impartir estilo y sustancia en los espacios, es a través del uso de vidrios Tecnocolor. Éstos son vidrios con pintura aplicada sobre una de las superficies del cristal, y son una forma práctica para iluminar salones, interiores, oficinas, salas de dibujo e incluso cocinas y baños. Y a diferencia de la serigrafía absoluta, logran colores completamente sólidos.

Algunas de las aplicaciones del Tecnocolor:

  • Cristal decorativo para el revestimiento estético en las paredes y puertas de restaurantes, tiendas, oficinas y hogares.
  • En muebles, armarios y alacenas
  • Como divisiones en interiores
  • Vidrios decorativos en áreas de recepción en las oficinas
  • En los cuartos de baño como cristales tintados o mamparas
  • En cocinas como mostradores, armarios y estanterías.
  • Escritorios
  • En puertas

No sólo el vidrio añade valor a los interiores en términos de estilo, y ayuda a lograr la apariencia deseada, sino también es un material duradero, de fácil mantenimiento, y reciclable, por lo que contribuye a la protección del medio ambiente.

Las tendencias en decoración en el 2013 son muy interesantes, frescas y diversificadas. El diseño interior no se somete a las reglas, y la experimentación es la clave del año, por lo que el cristal juega su mejor papel, rompiendo todas las barreras y paradigmas, y está a disposición de aquellos artistas que busquen lograr espacios únicos.

 


Texto Tecnovidrio