Entre la estética y la salud:

Tinas de baño y de hidromasaje

No es lo mismo un simple baño que una terapia de hidromasaje en la intimidad de nuestra casa, por ello hay que distinguir entre una tina de baño y una de hidromasaje. Esta última se ha vuelto una pieza fundamental en el diseño de una sala de baño.

La diferencia principal entre una tina de baño y una tina de hidromasaje es que la primera es tradicionalmente reconocida como el refugio cálido para darse una limpieza, y durante mucho tiempo se estilaba tenerla como base de la regadera. En cambio, una tina de hidromasaje no es para darse un baño, sino que es un concepto de relajamiento y salud, es un estilo de vida totalmente distinto.

En opinión de Otto Wiedemann, coordinador comercial de Hydrimagic, “el hidromasaje es la mezcla de aire con agua a presión, arrojada por los hidrojets, los cuales pueden ser sólo dirigibles o regulables y dirigibles, donde cada persona va a regular la presión del masaje que quiera recibir”.

Por su parte, Mirjam Lippuner, de Kohler, comentó que en cuestión de experiencias existen opciones para todos los gustos desde la de simplemente sumergirse en el agua, hasta la de satisfacer expectativas exigentes, como por ejemplo obtener una experiencia tipo spa a través del hidromasaje con chorros o con burbujas de aire.

 

Al aire libre o en la intimidad

Algunas personas utilizan la tina de hidromasaje como alberca, porque no tarda en calentarse, no utiliza tanta agua, no ocupa mucho espacio, su diseño es atractivo y elegante, utiliza poco cloro y productos químicos y su manutención es barata. Así, es importante saber que hay tinas de hidromasaje para jardín y para interiores.

Federico Fanghänel, director Aquaspa, y Marisol Conde, de la firma Campo Bella, coincidieron en que la diferencia principal entre una y otra son los acabados. Para exteriores deben tener ciertas características que permitan su resistencia a las inclemencias del clima; y “en segundo lugar está el tamaño, ya que generalmente las de exteriores son utilizadas para un mayor número de personas y requieren de más litros de agua”, expresó Conde.

Fanghänel comentó que la tina de jardín está preparada para el exterior y que lo único que necesita es llenarse con la manguera, darle un tratamiento tipo alberca, y solita calienta el agua, la filtra y tiene una cubierta para taparla, así como un gabinete de madera.

La diferencia importante entre una de interior y una de exterior es que la primera no trae aditamentos como: cubierta, filtro, precalentador ni gabinete de madera, y está pensada para estar dentro de un baño. Aunque, prosiguió, los materiales que son la base, como el acrílico, la fibra, la resina y el poliuretano, son los mismos en ambos casos.

Y como en gustos se rompen géneros, en opinión de Wiedemann una tina de interior se puede colocar también afuera, lo mismo que una tina de exterior se puede colocar en un jardín o en un baño. “Las tinas para jardín pueden ser para dos y hasta 10 personas, depende de la marca y de si tienen refuerzos o bastidores en su base, que es lo que le va a dar un soporte mayor. Las que manejamos nosotros son con un gabinete de madera o sin éste. Es acerrada, no es estufada ni es una madera preparada, sino que es de los bosques de California. Es una madera que no necesita gran mantenimiento, lo único que requiere es que de vez en cuando se le pase un aceite para que recupere el brillo”, indicó Wiedemann.

 

Tendencia europea

Como el objetivo de una tina de hidromasaje es estar en contacto con la piel, en    todo momento, si no se tiene un especial cuidado en su diseño puede tener recovecos donde se pueda estancar el agua          y esto produzca gérmenes y bacterias. Y    en vez de que sea una solución antiestrés     se pueden tener infecciones o malos olores. De ahí la importancia de un diseño  sofisticado.

“Nuestros diseños tienen una influencia europea en 80 por ciento, aunque actualmente están entrando muchos productos de origen asiático. Tratamos de estar a la vanguardia, nuestros diseños son en algunos casos clásicos, aunque no manejamos la tina antigua, pero procuramos estar innovando en cuanto a los aditamentos que manejamos para nuestros equipos”, señaló el especialista de Hidromagic.

Agregó que la tendencia de Estados Unidos es muy fuerte, aunque todavía no llegan al nivel de competencia de los europeos, ya que más bien van por la funcionalidad y por los aditamentos. Según la opinión de este especialista, España e Italia son los países principales en cuanto a la mayor demanda de estilos, y han presentado últimamente cosas bonitas.

De acuerdo con la ejecutiva de Kohler, la tecnología y el diseño son herramientas que existen para satisfacer las necesidades de los consumidores. Dijo que tratan de crear la pauta y evolucionar con base en las expectativas de los consumidores, las cuales están en continua evolución. Y      resaltó que “si el consumidor hoy en día tiene una vida muy ajetreada y demanda relajación y tratamiento spa de primera clase tenemos la obligación de responder con soluciones”. A su vez, la especialista de Campo Bella expresó que quien dicta       la pauta a seguir en cuanto a diseño es la marca Jacuzzi.

 

Materiales de primera calidad

Los expertos expresaron que una tina de hidromasaje simple se compone de acrílico termoformado con un refuerzo de fibra   de vidrio, y en algunos casos de espuma de poliuretano, depende de cómo la quiera el cliente.

También cuentan con hidrojets, controles de aire, un botón de encendido, una rejilla de succión, una motobomba, que por lo regular es plástica y debe ser silenciosa y con vibración mínima. De todo ese material, dijo Fanghänel que algunas cosas se fabrican en México, como por ejemplo algunos acrílicos, así como también se    manejan determinados colores y algunos tamaños, y que 60 por ciento son importados. Resaltó que, entre otras cosas, “las   resinas y la fibra de vidrio son de importación, al igual que los motores, los controles electrónicos, las tuercas y las piezas de plástico”.

Elija la adecuada

Al igual que cualquier otro mueble para la casa, para tomar la mejor decisión al elegir la tina de hidromasaje hay que considerar los consejos que dan los expertos.

1. El espacio que se dispone para poder colocarla.

2. Dependiendo de las medidas, jugar con los modelos. Esto también está relacionado con el equipamiento de la tina: si el motor es más grande, si está montado en una suspensión, si la base es tubular, si trae cojines, si cuenta con más jets, si tiene llave mezcladora, cascadas de llenado, aromaterapia, cromoterapia, etcétera.

3. Las necesidades del cliente: si es para una o más personas, si es para interior o exterior, así como el número de jets y la potencia del motor.

4. Si la quiere solamente para cumplir un capricho estético o la va a utilizar realmente.

5. Si se va a colocar en un segundo piso es muy importante analizar el refuerzo que tiene en la loza, porque hay que considerar el peso de la tina, el del ocupante y el del agua.

6. El lugar donde se va a colocar, para que la ubicación de la tubería o del drenaje sea la correcta según el modelo.

7. Es importante verificar la calidad del producto, que esté hecha con materiales de alta calidad.

8. No dejarse llevar por la primera impresión o por el precio.

9. Que cumpla con las normas de seguridad establecidas.

10. Considerar los gastos de instalación, ya que por lo regular los fabricantes no ofrecen ese servicio.

 

Cuidados

Para Fanghänel hay dos causas principales por las cuales se deterioran los objetos: por el desgaste natural y por no usarlos. “Es importante, como en todo, darle un uso frecuente a su tina para que todas sus piezas se engrasen y lubriquen. Si se cuida bien, la vida normal de una tina es de 20 años, aproximadamente”, opinó el experto.

Cuando la tina se empieza a manchar o pierde un poco de brillo (esto ocurre con el tiempo y por el agua), se recomienda frotarla una vez cada seis meses con cera líquida para el coche.

Asimismo, Wiedemann recomendó que luego de usarla se realice el drenado, porque el agua tiene residuos minerales y si no se eliminan se quedan como sedimentos en la tina; y luego hay que secarla con un paño normal para que no queden residuos de agua, ya que esto puede mancharla.

Una vez drenada y seca hacerle una limpieza al hidromasaje con agua clorada, de preferencia caliente. Luego, ponerla a funcionar para que se limpien las mangueras. Se recomienda realizar esto con cierta periodicidad. El consejo de Conde es hacer revisiones periódicas al motor    y a las tuberías, así como una limpieza adecuada.

 

Mercado para todos

En los sitios de descanso, como las playas o las casas de campo, es donde mayor demanda tienen las tinas de hidromasaje.

“El mercado es amplio y sus variaciones dependen de los estados de la República mexicana. Hay algunos estados que     tienen mayor demanda, por ejemplo Guerrero, Jalisco o Quintana Roo, pero lo cierto es que existe demanda”, expresó el entrevistado de Hydromagic.

Comentó que actualmente se está manejando mucho el concepto de spa o las tinas de jardín, como se estila en Estados Unidos. Mientras que los hoteles traen ahora un concepto muy europeo de poner tinas de hidromasaje en las terrazas.

Pero como en todas las industrias, indicó el especialista de Aquaspa, los productos chinos han resultado competencia, aunque la gente se ha dado cuenta con el tiempo que son productos de muy dudosa calidad, aunque efectivamente son más baratos. Por esto, es importante que la gente se dé cuenta y valore la calidad de unos y otros.

 

Marcas

De acuerdo con Wiedemann, todas las marcas son buenas, ya que no podría hablar mal de ninguna. Sin embargo, expresó que hay marcas que escatiman en sus materiales, con lo cual terminan ofreciendo un producto de dudosa calidad.

“Nosotros manejamos materiales vírgenes, materiales de importación y, obviamente, no son baratos, por eso no escatimamos en esa parte. Es decir, no buscamos bajar la calidad, ya que queremos ofrecer un producto que perdure y que en determinado momento nos genere prestigio, como el que ya tenemos. Pero el plus que ofrecemos, además de modelos, colores y materiales, es un servicio y una garantía, que respaldamos con calidad. No escatimamos en calidad, siempre pretendemos que la calidad sea lo principal para nuestros productos, no me interesa ofrecer un producto que sea barato si sé que no lo voy a poder garantizar por un mínimo de un año”, resaltó.

También comentó que lo que les interesa es que todos sus equipos contemplen en su diseño a la higiene, además de que sean confortables y durables.

Aunado a la experiencia, la política de Fanghänel es hacer el mejor producto al precio más justo. Es decir, tener los más altos estándares de calidad y los mejores diseños al mejor precio, no el más barato, pero sí el más justo. “Esto no quiere decir que nos salimos del mercado o somos caros, quiere decir que no queremos caer en la trampa de algunos fabricantes, que a veces hacen un producto muy barato pero de muy mala calidad”.

Agregó que hay que tomar en cuenta que todos los productos que se fabrican hoy en día se eligen también por su parte decorativa. Es decir, que sea un elemento importante y aporte algo en la decoración, al hogar. Y en este sentido expresó que buscan que “no sea nada más un producto ergonómico, funcional y un producto de calidad, sino que también embellezca y enaltezca la decoración de una casa”.

Por otro lado, la oferta de tinas Kohler se caracteriza por brindar distintas experiencias de relajación personalizadas, dependiendo de la necesidad. “Nuestra oferta es muy amplia e incluye una gran gama de materiales, formas y tamaños para todo tipo de instalación. Estas son características mínimas, el punto diferenciador está en la gran variedad de estilos disponibles y la posibilidad de elegir la experiencia deseada”, expuso Lippuner.

Mencionó que las experiencias disponibles van desde relajación y tranquilidad, que incluya cromoterapia y burbujas de efervescencia, pasando por una experiencia altamente vigorizante con masaje con los chorros flexibles, hasta cascadas de agua a disfrutar en puntos clave del cuerpo. Dijo que, en general, las experiencias se pueden clasificar en cuatro categorías: relajación, masaje,spa y spa/masaje. Y para lograr cada una de ellas existe cierta combinación de elementos que incluyen la efervescencia, la cromoterapia, los chorros flexibles y los chorros direccionados al cuello, a la espalda y a los pies.

A su vez, Conde dijo que Campo Bella es una marca exclusiva en tecnología y diseño japonés, y el plus que dan es la amplia garantía que ofrecen en sus productos.

 

Otras recomendaciones

Los entrevistados hacen hincapié en que antes de comprar cualquier producto hay que fijarse si hay refacciones, si hay quien dé servicio y si es un producto de calidad, es decir, recomiendan revisar la calidad de los materiales con los que está fabricada.

“Si va a comprar una tina de acrílico, que sea 100 por ciento virgen, porque con el uso tienden a cuartearse”, recomendó Wiedemann. Hay que fijarse que la fibra de vidrio no se transparente con el acrílico, porque ese grosor es el mismo que va a tener en su tina, y con el tiempo y el peso se va a reventar o a fisurar. Que cuente con una garantía y un manual de instalación, porque muchas veces se venden productos que no indican cómo instalarlos y las consecuencias las sufre con el tiempo.

Encontrará varios distribuidores autorizados donde se manejen diversas marcas, sin embargo, tiene que revisar que el catálogo que vea tenga un domicilio en México y atención al cliente.

“El vendedor muchas veces le puede decir que el producto que adquirió tiene respaldo y garantía, pero tiene que tomar sus precauciones porque a lo mejor las tiene pero no en México, sino que están en China o en España”, expresó Wiedemann.

 

Un pequeño lujo que vale la pena

Con el ritmo de nuestra vida diaria a veces le damos mucho tiempo a los demás y a las obligaciones y nos olvidamos un poco de nosotros. Para que eso no le suceda, dedíquese un mínimo de 45 minutos al mes para consentirse en la comodidad de su hogar y de su presupuesto.

Como bien dice Wiedemann, precio y calidad muchas veces van de la mano, sin embargo no están peleados. “No quiere decir que si adquiere algo de calidad tiene que ser extremadamente caro o que lo más barato sea de mala calidad. Si en una casa de nivel medio alto se pone una tina para una persona a lo mejor con 10 mil pesos equipa su baño con un sistema de hidromasaje muy confortable y de buen nivel de relajación."

Mientras que Fanghänel especificó que se puede encontrar una tina de hidromasaje desde 2 mil 500 pesos, y hasta 25 mil pesos, que en general es el precio de las más sofisticadas. Y señaló que “si lo que busca es una de jardín fluctúan desde 22 mil hasta 70 mil pesos, aunque también depende mucho del equipo, del tamaño y de las características de la tina”.

 

Más que un simple baño

Es sabido por todos el beneficio que el agua da al ser humano, no solamente al ingerirla, sino también al entrar en contacto con ella. Por ejemplo, aplicar un poco de agua fría en el cuerpo funciona como tónico, mientras que si se hace de forma prolongada actúa como sedante. Si se busca relajar y conciliar el sueño el agua tibia es lo más aconsejable, mientras que el agua caliente alivia la tensión muscular.

Todo el bienestar que brinda el agua se logra con el hidromasaje, ya que la piel se tonifica, se relaja y se vuelve más suave. Además, no hay que olvidar sus efectos en la salud, porque ayuda a la circulación sanguínea y linfática, y reduce tanto la hinchazón como la sensación de pesadez en las piernas. Además, previene la celulitis, porque la presión de los chorros de agua estimula el drenaje del líquido celular.

“Con más de 30 años de experiencia, en Aquaspa sabemos que el agua es el mejor instrumento, ya que brinda salud. Gracias a las tinas de hidromasaje prevenimos los efectos que provoca el envejecimiento celular por falta de oxigenación. Además del sistema de hidromasaje hemos introducido otros, por ejemplo, la cromoterapia y la aromaterapia, con lo que se busca ofrecer el máximo beneficio”, resaltó el director de Aquaspa.