La reforma al sistema de pensiones (Afores), derivó en la formación de las primeras Fibras.

El crecimiento de la población joven, el ritmo creciente del ingreso per cápita de los últimos 20 años y las reformas estructurales, impulsan la inversión tanto en México como en el mercado inmobiliario del país. Una de las industrias en las que se manifiesta más directamente la entrada de la fuerza productiva es en la vivienda, el comercio y en las oficinas, que es básicamente lo que nosotros desarrollamos.

Sin embargo, durante la última década destacaría la profesionalización del sector como el gran balance. Lo que venimos viendo desde principios de la década de 1990 eran sólo empresas familiares, con capital de amigos y familiares; a partir de ahí hemos visto que estas empresas se han profesionalizado, donde sus fondeos cada vez más provienen de recursos institucionales, no solamente nacionales, sino extranjeros.

 

Javier Barrios<br />Director General de Mira Companies
Javier Barrios
Director General de Mira Companies

 

Otro cambio importante es que tuvimos la reforma al sistema de pensiones (Afores), que les permite invertir en el sector inmobiliario y esto ha venido creciendo desde la formación de las primeras Fibras. Y ahora estamos viendo que empieza a haber interés de firmas internacionales en otras áreas del sector inmobiliario, por lo que el sector se ha posicionado en todos los frentes.

Sobre la próxima década, veo a un mercado sosteniendo la tendencia actual, es decir, el incremento del poder adquisitivo está mostrando cambios en todos los sectores, por ejemplo, en un sector que ha permitido hacer vivienda urbana, y en un segmento comercial en el que se observa una gran cantidad de marcas y franquicias entrando al país, que demandan espacios comerciales que no existen en los centros comerciales actuales.

También observaremos un mercado de oficinas dinámico; incluso creo que en dos ciudades más empezaremos a ver lo que en su momento pasó en la Ciudad de México, donde las empresas –durante esa época de los años 90– que ocuparon casas de manera informal convirtiéndolas en oficinas, pasaron a espacios corporativos más robustos.

El sector industrial, que es el que menos conozco, percibo de todos mis colegas que trae un dinamismo importante en centros de logística, en clusters industriales especializados, y de nueva cuenta presenta un gran dinamismo. Esta tendencia se sostendrá no sólo por la demanda interna, sino también por el interés de las empresas trasnacionales de exportar a Estados Unidos.


Texto:Javier Barrios

Foto: Real Estate Market & Lifestyle