En el mediano plazo, el crecimiento del mercado inmobiliario será uno de los impulsores de la economía nacional.

Los bienes raíces son una inversión a largo plazo, que está más allá de los riesgos y crisis de corto plazo.

Un inmueble puede durar 50, 60 o 100 años y puedes seguir siendo su propietario, porque éste nunca se acaba. A la vuelta de los años el predio, el edificio, el centro comercial o lo que hayas hecho ahí va a estar.

Las ciudades se están transformando mucho, y estoy convencido que en México hace falta y estamos muy atrasados en vivienda, en comercio, en satisfacer las necesidades de este país.

 


Javier Sordo Madaleno
CEO de Grupo Sordo Madaleno

 

También hay mercados que están saturados, probablemente la parte comercial en ciertas zonas del país, pero en otros lugares hay mucho espacio para trabajar y hacer buenos proyectos.

México tiene una infraestructura muy amplia, lo cual nos da una gran diversidad de proyectos. Tenemos proyectos en todas las zonas de las costas, como la Riviera Maya, Baja California, el Mar de Cortés. Sin embargo, realmente hay muchísimo por hacer en el país y esa es la principal razón del por qué el bien raíz en México tendrá mucho éxito.

A largo plazo vislumbro un mercado inmobiliario con mucho crecimiento, siendo de los mayores impulsores de nuestra economía.

Y es que el sector inmobiliario se ha ido transformado tanto en los últimos 20 años… y en los últimos cuatro aparecieron los Fibras, se han multiplicado las formas de financiamiento, desarrolladores internacionales, inversores internacionales con mucha confianza en México; todo ello está generando una efervescencia.

 

Gracias a su localización geográfica, México presenta un futuro brillante en el sector inmobiliario.

 

Por todo ello considero que en los próximos 10 años se va a presentar un ritmo de crecimiento más rápido, porque además, si logramos que la economía acelere su ritmo de expansión, se va a presentar una necesidad muy importante de producto inmobiliario en todas las áreas.

Pero para hablar del futuro no debemos perder de vista cómo hace 30 años, allá por 1985, no había casi promotores inmobiliarios, no había desarrolladores, existíamos arquitectos, quizá algún inversionista, pero la evolución estalló al aparecer los fondos, los desarrolladores, los grupos nuevos de grandes desarrollos.

Durante los últimos 12 años, en particular, la evolución ha sido piramidal, increíble, ha sido el boom de distintos promotores inmobiliarios y demás participantes, entre ellos jugadores internacionales invirtiendo en México.

Visto de manera global, hoy tenemos un mercado muy profesional, que ha aprendido a vivir a través de la crisis, y lo bueno de esto es que todos los grupos siguen trabajando, siguen invirtiendo en México. Soy un convencido de que los últimos 12 años han sido de grandes cambios en el área inmobiliaria de México.

Considero que México es un país que tiene un futuro brillante, con una localización geográfica única, al lado de la gran potencia económica global, con inmejorables recursos naturales, un clima envidiable. Veo que nuestro país ha evolucionado de forma muy positiva en los últimos años; inclusive la crisis mundial que en este momento sigue azotando diversas regiones del mundo -sobre todo en países emergentes-, no le ha afectado como en décadas pasadas, aunque no hay un crecimiento espectacular.

Este conjunto de razones harán que México poco a poco crezca a mejor ritmo y llegue a ser una de las economías más importantes del mundo.

 


Texto:Javier Sordo Madaleno

Foto: Real Estate Market & Lifestyle