El mercado y la sociedad han cambiado, se han vuelto más demandantes, sofisticadas y aspiracionales; debido a ello se requiere construir espacios con diseños y una mezcla vanguardista, que sean capaces de transmitir experiencias únicas y estimular las emociones de los usuarios, creando desarrollos integrales con potencial de transformarse en destinos, que sean los lugares más visitados, con mayor vida y afluencia. Desarrollos integrales que logren ser el punto de encuentro y que brinden las mejores experiencias, aquellas que no pueden ser sustituidas online.

Thor Urbana Capital es una empresa de inversión y desarrollo inmobiliario que tuvo como objetivo capitalizar fuertes fundamentos del crecimiento económico y de bienes raíces en México; se distingue por su integración vertical; es decir, existen empresas que se dedican a la atracción de capital y buscar desarrolladores donde colocarlo, en cambio, Thor Urbana Capital se encarga de traer el capital institucional extranjero y, al mismo tiempo, generar los proyectos de inversión inmobiliaria en el país.

 

 

Cuando nació Thor Urbana Capital, surgió la oportunidad de invertir en México para crear los espacios que las marcas de lujo y fast fashion buscaban y no existían. La inminente y aún incipiente llegada de estas marcas y la confianza existente en México, dieron la oportunidad de traer al país capital extranjero institucional, desarrollar proyectos únicos y generar una experiencia inolvidable para nuestros clientes y usuarios. Se trata de un modelo de negocios que la empresa continuará replicando debido al éxito obtenido.

No se trata de la búsqueda de terrenos, sino de ciudades y una vez identificadas, se localiza la mejor ubicación para crear conceptos que dinamicen la zona, creando una propuesta diferente.

La globalización hace que la competencia deje de ser el mercado local y la empresa que confía que en México, se puede hacer un tipo de producto que ponga al país en el mapa, pues se trata de una nación de las más ricas en belleza natural y cultura.

 

Nosotros vemos las siguientes tendencias en los próximos 10 años:

 

  • Vamos a seguir viendo cada vez más desarrollos de usos mixtos.
  • Se van a crear nuevos nichos como el de senior living y departamentos para renta.
  • Los precios y el valor de los proyectos residenciales y comerciales en su mayoría serán más altos en los próximos 10 años.
  • Tendremos varias nuevas Fibras; probablemente algunas compren a otras.
  • Las afores empezarán a invertir directamente en el mercado privado inmobiliario.
  • Seguiremos viendo dinero institucional entrando al país y persiguiendo oportunidades tanto en desarrollo como en la compra de activos existentes.
  • El dinero institucional buscará cada vez tener más socios enfocados en los ESGs (Environmental and Social Governance).
  • El mercado de deuda pública se va a ir sofisticando y veremos la creación de un mercado de CMBS (Títulos respaldadas por hipotecas comerciales).
  • Una mejora en gobierno corporativo tanto en las Fibras como con los inversionistas privados.
  • Más jugadores locales irán institucionalizando sus empresas.
  • Habrá una o dos recesiones que a su vez afectará a todos los segmentos inmobiliarios.
  • La entrada de Amazon y otros “online retailers” a México tendrán un efecto sobre la experiencia de los centros comerciales actuales, mismos que no ofrecen experiencias más allá del supermercado.
  • Impresión 3-D así como otras tecnologías (google glass, etc.) van a afectar la manera en que compramos y vendemos.

 


Texto:Jaime Fasja / Jimmy Arankaji

Foto: Real Estate Market & Lifestyle