Actualmente vivimos un momento inédito en el desarrollo comercial en México, con la participación de grandes desarrolladores, tanto mexicanos como extranjeros, quienes cuentan con grandes instituciones financieras que los respaldan, lo que está ha generado un boom en la construcción de desarrollos comerciales en nuestro país.

Se estima la edificación de más de 200 centros comerciales en los próximos 10 años. Debemos ser muy responsables en este tiempo para evitar caer en la sobre oferta comercial que puede ocasionar un desplome de las rentas y los “guantes” de algunos o muchos desarrollos comerciales.

 

Arq. Jarvier Sordo Madaleno, <br />CEO de Grupo Sordo Madaleno.
Arq. Javier Sordo Madaleno,
CEO de Grupo Sordo Madaleno.

 

Los desarrollos deben impactar positivamente a la zona y los habitantes que le rodean.

 

Se dice que, este momento en el país, existen más de dos millones de m2 comerciales en construcción; una cifra muy importante.

Las tendencias marcan que los desarrollos cada día son más grandes y poderosos, es por esto que estamos viendo desarrollos con más de 100,000 m2 comerciales sin tiendas ancla, lo que se debe a la gran cantidad de marcas y grupos comerciales que han tomado la decisión de invertir y probar suerte en México. Ésta, para mí, es la parte positiva para el consumidor y el desarrollador, ya que actualmente se cuenta con una cantidad de marcas profesionales y de gran solvencia en sus conceptos; sin embargo, hay que ser conscientes como industria; he ahí, uno de los grandes paradigmas del desarrollo del comercio en nuestro país.

Otro de los grandes retos que enfrenta la industria en nuestras ciudades es la movilidad, un factor que cada día se vuelve más crítico por lo que, como iniciativa privada, debemos participar conjuntamente con nuestras autoridades en el desarrollo de sistemas de transporte público. Esto permitirá, como consecuencia, tomar la decisión entre desarrollar los suburbios o regresar a los centros de ciudad y definir el modelo comercial que se utilizará para resolver las necesidades de una comunidad.

No hay que olvidar nunca que, como industria, nuestra responsabilidad es que los nuevos desarrollos impacten positivamente a la zona y los habitantes que lo rodean. Si logramos este objetivo tendremos mejores ciudades con gran calidad de vida y consumidores orgullosos y satisfechos.

Hay aspectos tecnológicos que están impactando al consumidor, como la venta online, la cual crece a una velocidad vertiginosa, seguramente va a llegar a cambiar de forma muy importante los hábitos del consumidor y, por ende, la forma de diseñar los nuevos espacios comerciales y la cantidad que se construirán en el futuro.

Por lo anterior, el diseño y la arquitectura será determinante en el éxito de los mismos, fundamentalmente se debe pensar no solo en la oferta comercial, sino realmente crear una experiencia para el consumidor con base en a las mezclas, los giros, el entretenimiento y ¿por qué no? el arte; estoy convencido que el arte debe salir de los museos a la calle y por ende a los espacios comerciales.

 

Antea Lifestyle Center, Querétaro.
Antea Lifestyle Center, Querétaro.

 

Para mantener vivos y actualizados nuestros desarrollos y crear experiencias, debemos trabajar muchísimo en la comunidad, a través de activaciones que hagan de nuestros espacios, espacios vivos, cambiantes que nos reciban con distintos eventos, con actividades que nos sorprendan y nos hagan volver cada vez con nuevas expectativas.

En el futuro veo una gran competencia por el consumidor, aunado a la gran cantidad de nuevas marcas que se incorporarán próximamente al mercado.

Creo que los desarrollos más inteligentes y fuertes serán los grandes protagonistas en el futuro, no forzosamente los más grandes, las innovaciones y las experiencias que generemos en ellos así como su adaptación al entorno y su comunidad serán los factores que marcarán el éxito o el fracaso de nuestros desarrollos.


Texto:Javier Sordo Madaleno

Foto: Ximenea del Valle, Paul Rivera