La decisión para adquirir una propiedad en Miami tiene que ver con la conjugación de diversos elementos, más allá de la parte estrictamente económica.

Una recomendación general es la localización, hay que comprar en el área donde siempre se van a mantener los precios, porque si el día de mañana se quiere vender la propiedad, se tendrá el dinero garantizado. Para mí lo más importante en ventas es localización.

Debemos explicar a los compradores o personas interesadas en Miami, que es extremadamente importante saber quién les está dando información y quién les pretende vender. Lo adecuado es seguir el consejo de un profesional con licencia, que conozca el mercado y todas las áreas que involucran a éste; no solamente a una persona de ventas que está tratando de colocar un edificio en específico. Miami es enorme y hay muchas áreas.

 

Inmueble en Journeys End, Coral Gables, Florida.
Inmueble en Journeys End, Coral Gables, Florida.

 

Lourdes Alatriste, 
Executive Director of International Real Estate /
One Sotheby’s.
Lourdes Alatriste, Executive Director of International Real Estate / One Sotheby’s.

 

La mayoría de las personas que se especializan en ventas, que vienen a México y venden un edificio en especial o dos de un mismo desarrollador, necesitan vender solo esas construcciones –en verdad–, no les interesa lo que el comprador necesita, ellos necesitan hacer la venta. Y aunque no hay algo malo con vender un edificio en específico, lo que está mal es no interesarse por lo que es adecuado para el comprador.

Hay tanto diferentes compradores, como razones por las que adquieren un inmueble. Algunos lo hacen por inversión, otros por tener una casa para vacacionar y otros más porque van a vivir en ella. Por eso la persona tiene que saber dónde está comprando y si le va a beneficiar en el futuro.

Una propiedad no es un carro u objeto de lujo, es algo muy especial. El auto o el bien de lujo se pueden llevar a donde quiera, pero una propiedad no es posible cambiarla de ubicación.

Adicionalmente, sé por experiencia que la discreción también es muy importante para el mexicano y solo una persona profesional le puede dar ese servicio exclusivo y confidencial.

 

Guía profesional

 

Para asesorar adecuadamente a una persona o familia que esté comprando en Miami, aparte de la inversión, necesito saber cómo es su vida y cuáles son sus gustos, de esa manera visualizo qué es lo más adecuado para ellos. Eso dependerá de si llevan una vida muy familiar, si tiene hijos o no, si le gusta salir mucho, si se trata de personas que prefieren privacidad, etcétera.

Desde el aspecto económico, debemos considerar si la propiedad es para vivirla, para tener una segunda casa o bien, si se adquiere por tener algo en los Estados Unidos. Si es para vivir ahí, como lo señalé anteriormente, tengo que saber el estilo de vida que lleva la persona, qué aspectos considera más importantes; por ello, siempre pregunto –a los potenciales comparadores de una propiedad– varias cosas importantes: ¿Quieren estar cerca de todo? ¿Prefieren estar en la playa? ¿Quieren caminar a la playa?

Las necesidades de cada persona o familia pueden ser muy peculiares; por ejemplo, un cantante, seguramente requerirá de un cuarto para grabación. Es decir, el estilo de vida de cada persona determina la búsqueda del traje a la medida que requiere.

 

La exclusividad en zonas como Arvida Pkwy, es uno de los elementos a valorar durante la compra de una propiedad.
La exclusividad en zonas como Arvida Pkwy, es uno de los elementos a valorar durante la compra de una propiedad.

 

Coconut Grove, por ejemplo, es una zona completamente renovada y accesible a todas partes. Se ubica a 15 o 20 minutos del aeropuerto, a 15 minutos de la playa; considero que, como Soho, en Nueva York, es una zona que además de chic tiene los mejores colegios del mundo, aunque no es la única opción para este perfil de personas. En particular, para quien se quiere mudar de México a vivir a Miami, recomiendo elegir desde Coral Gables, hasta una parte de Coconut Grove.

Ahora bien, cuando se trata de una casa vacacional o second home, la localización debe de estar en el mar y una de las cosas más importantes que ofrece Miami es la playa. Aquí hay una gran variedad de alternativas, como casas o departamentos.

Hay zonas muy exclusivas como Bal Harbour, porque es el único lugar donde se puede tener una casa y caminar a la playa, si no se quiere un departamento. Pero al mismo tiempo están St. Regis y Ritz Carlton; es decir, en una zona muy pequeña existe toda esa posibilidad de oferta. También está la parte de Sunny Island, que es divina pero no al nivel de las mencionadas con anterioridad. Todo va de acuerdo con el gusto y el presupuesto, por ello observamos precios de buenos departamentos, que van desde los 2,000 hasta los 5,000 dólares el pie cuadrado. Les he vendido a mexicanos que buscan segunda casa en Miami Beach y que viven en Hibiscus Island, Palm Island y Star Island.

Por otra parte, cuando se compra como inversionista, todo depende del precio. Se buscan lugares donde el costo es menor y se sabe que eventualmente el precio subirá y no se requiere tanto de otros elementos que pueden ser un lujo; es ahí donde entra el balance o la gran diferencia en el destino de la compra.

 

LAS OBJETIVOS ENTRE UNA COMPRA CONVENCIONAL Y UNA DE INVERSIÓN VARÍAN SEGÚN LA FUNCIÓN DE LA PROPIEDAD.

 

Hay personas que por una mala asesoría compran donde no deben, porque no es lo que ellos querían. Por ello, como conclusión, considero que como profesionales inmobiliarios debemos explicarle a las personas exactamente lo que de verdad es el lugar, guiarlos, porque con el conocimiento específico de las zonas y los desarrollos, entonces ellos podrán tomar la decisión más adecuada de compra.

Para culminar, vale la pena señalar sobre Miami que aquel ciclo negativo del 2007, hoy no solo quedó atrás, sino que dejo un mercado totalmente sano. En aquella época todo se compraba con crédito, ahora las ventas son con operaciones en efectivo, cuando menos este año ha sido así.

En la actualidad, entre otros destacados proyectos residenciales, estamos comercializando Park Grove, 87 Park, Ritz Carlton Residences y Four Seasons.

 

Journeys End, comunidad exclusiva en Coral Gables, Florida.
Journeys End, comunidad exclusiva en Coral Gables, Florida.

 

Con más de 25 años de experiencia en el mercado residencial premium de Miami, la autora está considerada por The Wall Street Journal entre los 250 agentes inmobiliarios más importantes de Estados Unidos. Sin embargo, este reconocimiento se extiende a nivel internacional.

Debido a su versatilidad atiende a sus clientes en español, inglés e italiano, por lo cual la buscan de todo el mundo, a través de la red de oficinas de representación de Engels & Völkers, misma que tiene presencia en 38 países.

Año tras año ha superado su propio récord de ventas, además de ser reconocida como especialista de alta gama en propiedades de lujo, con un conocimiento enciclopédico en el mercado de Miami, sobre todo en las áreas de Miami Beach, Gables Estates, Coral Gables, Bal Harbour, por mencionar algunas.

Por su profesionalismo, experiencia y atención personalizada, es buscada tanto por vendedores como por compradores de las propiedades más exclusivas.

Las opiniones hacia ella, hacen referencia a una mujer apasionada por su trabajo, conocedora a profundidad del mercado y con gran corazón, siempre en busca por satisfacer todas las necesidades de sus clientes.

 

Ha ganado diversos reconocimientos:

 

  • De 2009 a 2014 ganó el premio al vendedor número uno en Miami de Engel & Völkers.
  • De 2012 a 2014 fue el vendedor número uno en Estados Unidos de la compañía.
  • 2013 The Wall Street Journal la ubica entre los 250 mejores agentes de bienes raíces en Estados Unidos.
  • 2014 Obtuvo el título Círculo del Presidente en los premios Élite de Engels & Völkers, uno de los más prestigiados en bienes raíces alrededor del mundo.
  • 2014 The Wall Street Journal la vuelve a colocar dentro del selecto grupo de agentes de ventas de Estados Unidos, por el precio promedio de ventas.

Texto:Lourdes Alatriste*

Foto: Lourdes Alatriste