Los gobiernos de Haití y Estados Unidos, así como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la empresa textilera coreana Sae-A Trading, se unen para trabajar en la reconstrucción, activación de la economía y generación de empleo de la isla caribeña.

Con la misión de reconstruir a Haití después del fatídico terremoto que sufrió en el 2010, en el mes de noviembre de 2012 en la provincia de Caracol, el presidente haitiano, Michel Martelly, la secretaria de Estado Hillary Clinton y su esposo Bill Clinton enviado especial de la ONU, inauguraron el nuevo Parque Industrial Caracol que está llamado a ser un importante motor en la economía del país.

 

Haiti quiere reactivar su economía, una opción son los parques industriales.
Haiti quiere reactivar su economía, una opción son los parques industriales.

 

En su Plan Nacional de Acción, el gobierno de Haití (GOH) expresó su deseo de crear centros de desarrollo económico fuera de Puerto Príncipe para incentivar el crecimiento económico y llevar trabajo a regiones del país carentes de atención. El Parque Industrial de Caracol es el primer paso hacia esta meta, ya que reúne a los gobiernos de Haití y Estados Unidos, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Sae-A Trading.

 

El nuevo Parque Industrial Caracol es considerado un importante motor en la economía de Haití.

 

El Parque Industrial Caracol, localizado a unos 80 kilómetros de Puerto Príncipe, la capital de este país –que fue la más afectada por el sismo–, tuvo una inversión para su construcción de 300 millones de dólares.

 

Infraestructura

 

una de las empresas que participo en esta construccion es ESTRELLA a quien le fue adjudicada la construccion de la primera etapa del que incluye:    

  • 47,000 metros cuadrados de naves industriales 
  • un edificio de dormitorios de 03 pisos y 50 habitaciones
  • un edificio de oficinas 
  • 2 edificios para comedores 
  • un puente de 50 metros de longitud
  • una carretera interna de 4 kilómetros con iluminación
  • 2 tanques elevados de agua con una capacidad para 500 y 700 metros cúbicos
  • verja de 7 kilómetros de longitud
  • servicios de electricidad y agua potable 

 

Se estima que en los próximos 6 años, de una manera progresiva, estarán llegando a la cifra de 37,000 puestos de trabajo directos, mientras los indirectos como el turismo, artesanal, energía, industria ligera, entre otros, podría llegar a los 40,000. Y estos números son muy positivos ya que esa nación requiere con urgencia, generar empleos para transformar la parte norte de este empobrecido país.

Las poblaciones vecinas a la zona norte de Haití serán quienes se beneficiaran más rápidamente, pues las primeras fuentes de empleo que se generen serán para ellos. La planta de generación eléctrica que abastece el recinto también podrá suministrar a estos pueblos limítrofes.

Este proyecto de desarrollo de la región norte de Haití, incluye la internacionalización del aeropuerto de Cabo Haitiano, la construcción de centros educativos, renovación de clínicas, centros comunitarios, bibliotecas, campos deportivos, proyectos de viviendas, el impulso a la agricultura y la energía renovable.

Durante la inauguración la secretaria de Estado Hillary Clinton, quién considera a Haití como una prioridad para Estados Unidos, exhortó a los empresarios extranjeros a invertir en Haití.

“Aprendimos que apoyar la prosperidad en el largo plazo en Haití significa más que dar ayuda”, indicó la funcionaria. “Se requieren inversiones en infraestructura y economía que puedan ayudar a los haitianos a alcanzar sus propios sueños”.

“Por eso cambiamos nuestra ayuda a inversiones para superar algunos de los mayores desafíos que enfrenta este país: crear empleos y crecimiento económico sustentable”.

Otra de las aportaciones que tendrá este parque industrial para los haitianos, es un desarrollo de viviendas para los trabajadores del mismo apoyado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

Martelly en su discurso, subrayó la importancia de la apertura de este espacio “Haití está abierta a los negocios” y llamó la atención sobre las posibilidades de negocio en el país.

 

El Parque Industrial Caracol tuvo una inversión para su construcción de 300 millones de dólares

 

Bill Clinton, que encabeza el Consejo Presidencial de Haití para el Crecimiento Económico, destacó que el Parque Industrial Caracol “muestra el impacto positivo que la inversión extranjera puede tener en la reconstrucción de Haití”.

Por su parte, el presidente del Banco Interamericano de desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, aseguró que Caracol puede tener “un fenomenal efecto multiplicador en la región”, ya que fomentará “el surgimiento de pequeños negocios y extenderá el impacto económico del parque más allá de sus puertas”.

Sin embargo algunos locales consideran que este parque industrial más que beneficiar a los haitianos con fuentes de empleos, va a beneficiar a los inversionistas extranjeros, además de que temen que dañe el ecosistema en Haití.

Lo que sí es materia de análisis, es que para muchas empresas, elegir este país para invertir va a ser una decisión benéfica.

 

El Desafio

 

El desempleo en Haití es un gran problema se calcula que un 40% de la población no tiene trabajo. A partir del pico laboral en el sector de la confección con 100,000 puestos de trabajo a principios de la década de los ochenta, el empleo en este sector ah decaído debido a embargos, inseguridad y falta de inversión. las preferencias comerciales de estados unidos, promulgadas através de las leyes HOPE (2010)  y HELP II (2008), han echo de através un lugar mas atractivo para la inversión. 

 


Texto:Eugenia Rovirosa