"Tú constrúyelas y verás que ellos llegan", animan los desarrolladores expertos a sus colegas para que abracen la tendencia habitacional más vanguardista de cualquier sociedad urbana: recuperar la verdadera comunidad.

El término “Built Communities” dice más en inglés que “Comunidades Construidas” en español, es cierto. En inglés hay un sentido de acción, en español un sentimiento de tiempo pasado. Pero la idea es la misma: construir comunidades en las que la forma de vida cotidiana es diametralmente opuesta a la cosmopolita.

 

Boulder, Colorado.
Boulder, Colorado.

 

NOVEDAD O RECUPERACIÓN

En varios puntos de la geografía mundial han surgido algunos ejemplos, pero el sitio que tal vez haya definido el concepto de vida comunitaria urbana sea un barrio de Hong Kong. Durante la segunda mitad del siglo pasado, en el distrito de Kowloon, ciertos vacíos en las normas de construcción obligaron a la población a construir, por iniciativa propia, un conjunto de pequeñas casas superpuestas. La comunidad incluyó todo el comercio y los servicios necesarios, de tal manera que no hacía falta salir de ella. La llamaron “La Ciudad Amurallada” y llegaron a vivir ahí decenas de miles de personas.

Cuando una ciudad se extiende al grado de dificultar la movilidad, una solución lógica es acercar a la población lo que necesita o desea, y crear zonas o barrios autosuficientes. Esta idea es un avance importante, ya que toma en cuenta, además de la estética de los edificios y las avenidas, la vida social. Las megalópolis actuales adolecen de algo importante: se diseñan considerando las fachadas y la movilidad vehicular, pero dejan de lado a la persona, al individuo. Pues ahora la corriente va de regreso. Un ejemplo actual:

La “Colorado Health Foundation” (Fundación de la Salud de Colorado) arrancó con 4 millones y medio de dólares una iniciativa para diseñar y construir comunidades especialmente planeadas para promover y facilitar a las personas el acceso a la comida saludable, al ejercicio, al tránsito masivo y al trabajo.

“Tú constrúyelas y verás que vienen” es el lema y la idea detrás del Movimiento de Comunidades Construidas. Su propuesta son barrios en los que se puede ir de un lado a otro a pie, que las rutas muy transitadas no sean un problema ni a pie ni en auto, donde es fácil hacer ejercicio, hay edificios de usos múltiples, tiendas cercanas de abarrotes, de frutas y legumbres frescas. Barrios en los que no se necesita sacar el auto para ir a comprar cada cosa que hace falta, y de paso al caminar también cuidamos nuestra salud con “ejercicio incidental”.

 

CONVIVENCIA Y SALUD

“El meollo de esto es facilitarle mucho más a la gente que coma alimentos sanos. Y también facilitarnos mucho hacer ejercicio incidental.”

El Dr. Richard Jackson, de la “Fielding School of Public Health” (Escuela Fielding de Salud Pública) de UCLA, es líder nacional en el tema de las comunidades construidas. Entrevistado por Kathleen Ryan de Public News Service en Keystone, Colorado, el Dr. Jackson y se manifiesta preocupado por el aumento que se registra en los Estados Unidos de obesidad, diabetes tipo 2 y otros males que pueden ser evitados con medidas preventivas. Dice que cuando los barrios o las colonias son diseñados tomando en cuenta primero a la persona, más que a los negocios y los autos, el resultado es una comunidad más unificada y una población más saludable: “El meollo de esto es que necesitamos facilitarle mucho más a la gente que coma alimentos sanos. Y también facilitarnos mucho hacer ejercicio incidental.” Éste es, explica, el que hacemos al caminar, por ejemplo, al hacer cualquier actividad en el hogar o el trabajo, como subir las escaleras; es ejercicio pero no necesitamos planearlo, vestir ropa especial, sino que incidentalmente nos fortalecemos y evitamos el sedentarismo.

Jackson menciona a la ciudad de Boulder, CO como un excelente ejemplo local de una comunidad construida: entre un sistema de transporte público y una miríada de rutas para bicicletas o peatones, una persona fácilmente puede vivir, hacer sus compras y trabajar sin necesidad de automóvil. El apoyo de la Fundación de la Salud de Colorado (CHF) recientemente anunciado, de 4.5 millones de dólares, se destinará al apoyo de tales espacios amigables para la gente en todo el estado.

Bienvenidas, las Comunidades Construidas. La propuesta es tan buena, según el Movimiento de Comunidades Construidas, que “Tú constrúyelas y verás que ellos llegan.”

 

Kowloon, China.
Kowloon, China.

 

Kimball Crangle, Desarrolladora Senior en la “Denver Housing Authority” (Autoridad de la Vivienda en Denver) dice que el distrito de Mariposa / South Lincoln está siendo transformado al modelo de Comunidades Construidas, y comenta: “Queremos que la gente no dependa de los automóviles, más bien queremos poner infraestructura en el lugar adecuado para ayudarles a que caminen, compartan el auto y anden en bicicleta.”  Dice que volver el área de South Lincoln de clase alta, no es la meta. La intención más bien es mantener la diversidad de etnias, ingresos y edades: “El barrio La Alma tiene un abismo sociocultural muy vertical en Denver. Así que incorporando la clase trabajadora a lo que estamos haciendo, hay mayor aceptación de los diferentes tipos de personas.”

Jackson asegura, por último, que los impactos de esta forma de desarrollo se expanden más allá de la comunidad construida: “Es una ventana de oportunidad y eso es bueno para el planeta, es bueno para nuestros nietos y nuestros bisnietos, y en el presente es bueno para la economía.”

Al inicio de la década de 1960 a la Ciudad de México le brotó un apéndice: Ciudad Satélite, con la misma idea básica con la que hace veinte años comenzó a transformarse el área de Santa Fe: crear un núcleo urbano que lo tuviera todo. Centros comerciales (y en este casillero caben muchas, muchas clasificaciones), restaurantes, agencias de autos, talleres, escuelas, servicios médicos, equipamiento urbano, parques y demás. El esquema, pues, no lo estrenó Santa Fe; de hecho hizo lo mismo que Ciudad Satélite y otros casos similares: planteó un desarrollo urbano muy avanzado en arquitectura y en urbanización… pero muchas veces con desatención a la estructura social.

Por eso ahora, siguiendo los ejemplos de siglos en Hong Kong, y de otros casos que imitaron conceptos de la Ciudad Amurallada, surgen las “Built Communities” como opciones que están eliminando las desviaciones que presentaban las primeras experiencias. Qué bien, de eso se trata perfeccionar una idea; bienvenidas, las Comunidades Construidas. La propuesta es tan buena, según el Movimiento de Comunidades Construidas, que “Tú constrúyelas y verás que ellos vienen.”

 


Texto:Alfonso López Collada & Public News Service