Avanza laTecnificación residencial en México

Un hogar moderno no puede sustraerse de la tecnología.

En México las residencias están comenzando a vivir la tecnificación que de forma gradual las va transformando en casas inteligentes, en donde sus habitantes no sólo disfrutan del confort, sino también de mayor seguridad y plusvalía.

 

El avance ha sido constante en los últimos cinco años pero todavía se puede alcanzar mayor potencial: se calcula que menos del 15% de los hogares mexicanos cuenta con algún tipo de automatismo. Esta cifra contrasta con Estados Unidos y Canadá donde la presencia de algún dispositivo se encuentra en más del 60% de los hogares.

La tecnificación a nivel residencial en México se ha enfocado principalmente en la parte de accesos, es decir el garaje. Sin embargo, la oferta se ha extendido: llaves digitales, domos automáticos, ventanas e incluso bardas automáticas, video-vigilancia digital y control remoto de electrodomésticos, forman parte de las nuevas tendencias que en México están empezando a masificarse.

Para la empresa Merik, pionera en México de automatismos, la tendencia por automatizar ha crecido en los últimos años en el país en un ritmo cercano al 20% como promedio anual, destacó Alejandro Soto, director de Proyectos Especiales de la firma.

Aquí se ha presentado un fenómeno: algunas familias los adquieren por seguridad, además de comodidad. Una puerta automática ofrece a un conductor menor tiempo de exposición en la calle y reduce los riesgos de un asalto, advirtió el directivo.

Pero los dispositivos van más allá de simplemente abrir una puerta de garaje, abarcan ya conceptos arquitectónicos integrales, que buscan una armonía con el entorno, jugar con los espacios mediante paredes movibles automatizadas, domos automáticos y grandes ventanales que permiten mayor ingreso de la luz natural.

En esta tendencia la arquitectura está jugando un papel cada vez más importante, pues intenta voltear hacia la tecnificación y la calidad de vida, por encima de la comercialización.

Pero cabe señalar que los arquitectos enfrentan resistencias y una crisis que ha marginado esa disciplina en varios sentidos. Por ejemplo, en México el 50% de la construcción de vivienda es informal, es decir, se aplica la autoconstrucción.

El arquitecto en muchas ocasiones no forma parte del diseño e integración de los componentes de un hogar. Esta situación se está tratando de revertir al crear conciencia sobre la importancia del proyecto arquitectónico y la responsabilidad de cui-dar los espacios, el entorno, armonizar colores y muebles, y fomentar la tecnificación en pro de un hábitat que ofrezca calidad de vida, consideró la arquitecta Miriam de la Rosa, egresada de la UNAM.

La especialista comentó que hoy en día, tras la crisis de 2009, la arquitectura busca tener un enfoque de responsabilidad social y en ello la automatización y tecnificación son un ingrediente esencial.

Las nuevas tendencias juegan más con el espacio y ofrecen diseños estructurales flexibles, que permitan cambios en el inmueble a futuro.


La automatización y tecnología entran en juego para su confort. 

 

Tecnificación, nuevas tendencias

Todo puede comenzar fuera del hogar. Si usted se encuentra incluso en otro país, puede observar lo que sucede en su residencia en tiempo real. Es algo que la tecnología ofrece con costos no superiores a los 350 dólares.

La video-vigilancia digital permite al usuario mediante un dispositivo móvil como un celular o laptop conectado a Internet, ver lo que sucede en tiempo real dentro del hogar a través de diversas cámaras instaladas de forma discreta y estratégica por el dueño.

Carlos G. García, gerente de marca de la empresa Smart Control, dedicada a video-seguridad, dijo que este tipo de sistemas no tiene costo de hosting, es decir no se paga extra, salvo el internet de su computadora o celular, y se puede grabar inclusive en USB lo que captan las cámaras.

Pero una vez que el dueño llega al hogar, la automatización y tecnología entran en un juego para su confort. Lo esencial es la puerta automática para la entrada del automóvil, que ofrece comodidad y seguridad, pues cuentan con interruptores de llave que impiden ser forzadas.

Gerardo Pérez, director del área residencial de Merik, empresa que presume tener ocho de cada 10 puertas automatizadas en el país, refirió que es el primer paso hacia la domótica (automatización del hogar).

En el interior, los habitantes pueden contar con llaves digitales que sustituyen los manojos tradicionales. Estos dispositivos empotrados en la puerta principal permiten el acceso con sólo teclear cuatro dígitos de una posibilidad de más de 10 mil combinaciones modificables.

Dentro se encuentran sensores de movimiento que encienden luces y adaptadores de pared para controlar desde un sólo dispositivo o control, el encendido de estéreos, televisores, lámparas y electrodomésticos.

Las salas de televisión han pasado de simples cuartos con sillones y obviamente un aparato receptor, a hábitats de luz, sonido y confort.

Domos automatizados permiten el ingreso de luz y aire fresco a la habitación haciendo juego con el entorno. Paredes movibles electromecánicas y silenciosas permiten ampliar espacios o hacerlos íntimos.

En casas de descanso existen también bardas automáticas que son controladas con un simple botón y amplían los espacios y la vista para sus habitantes, entre otros dispositivos.

La tecnología ha entrado al hogar en diversas variantes y formas, describe Patricia Ávila, dueña de un hogar tecnificado. El clima juega otro papel importante dentro de estas tendencias que ya no son exclusivas de grandes residencias, sino que encuentran un espacio en niveles medios donde la gente está buscando opciones para hacer de su hogar un hábitat seguro y confortable, resaltó.

Anne Lacaton, Premio Nacional de Arquitectura Francia 2008, que recientemente visitó el país, consideró que en el caso de la Ciudad de México, en donde el conglomerado urbano creció de forma desordenada, edificios con una antigüedad de 30 a 40 años pueden ser objeto de una rehabilitación que permita mayor calidad de vida a sus ocupantes.

El rehabilitar puede incluir la tecnificación del hogar, la eliminación y sustitución de pequeñas ventanas por ventanales que den sensación de amplitud y luz natural. “Rehabilitar puede ser 50% más económico que el derribar una obra”, destacó la arquitecta.

Es importante resaltar que la automatización de tu casa, negocio u oficina tiene varios aspectos integrales: en materia de seguridad, se ve el aspecto de alarmas, control de accesos, prevención de siniestros y vigilancia; por lo que respecta al confort, los controles de iluminación, control de termostatos, las persianas y cortinas no pueden faltar, así como el sistema de entretenimiento. Finalmente, el ahorro de energía también es importante.