Cancún, un mercado maduro con enorme potencial.

Luego de poco más de 30 años de hacer olas en el mundo del turismo internacional, parece que Cancún comienza a entrar en una etapa donde la madurez le ha alcanzado; sin embargo, lejos de perder dinamismo y potencialidades, el destino parece encontrarse en el momento de mayor plenitud de su existencia, aseguró Carlos Joaquín González, secretario estatal de Turismo de Quintana Roo, quien en entrevista con Real Estate Market & Lifestyle, detalló la importancia que representa la localidad para las finanzas nacionales y de cómo se estudia la adaptación del mismo para mantener su vigencia en un entorno de dificultades económicas y entre un mercado cada vez más competido.

González explicó que Cancún se encuentra permanentemente en una “terapia de renovación”, donde se busca agregar atractivos turísticos que no sólo están encaminados a mantener al balneario como punta de lanza de la actividad a nivel nacional, sino que “no importa si el turista vino hace 10 años o apenas hace uno, la idea es que siempre encuentre cosas nuevas, como lo son todos los campos de golf que hasta hace poco no existían, la fusión del destino con el de la Riviera Maya o el Mundo Maya, eventos culturales y deportivos como el triatlón IRONMAN en Cozumel o el torneo de golf de la PGA en Mayakoba, el festival de Vida y Muerte en Xcaret, o el exitoso Festival de Jazz en la Riviera Maya, sin olvidar la llegada de los nuevos hoteles boutique o la renovación de aquellos destruidos después del huracán Wilma.

Toda esta actividad se ha creado para siempre ofrecer algo diferente y novedoso al turista, dijo González. Por otro lado las inversiones en infraestructura, la planeación de establecer a Cancún como un destino no sólo de mar y playa, sino como destino de salud, de educación o de convenciones, son posibilidades que están pendientes de ser explotadas.

Toda esta actividad se ha creado para siempre ofrecer algo diferente y novedoso al turista, dijo González. Por otro lado las inversiones en infraestructura, la planeación de establecer a Cancún como un destino no sólo de mar y playa, sino como destino de salud, de educación o de convenciones, son posibilidades que están pendientes de ser explotadas.

Por otra parte, el secretario de Turismo comentó que no obstante el contexto de crisis mundial, Quintana Roo sigue siendo el líder captador de divisas por concepto de turismo de la federación, al absorber 40 por ciento de los ingresos que obtiene la actividad, lo que supone un monto de 5 mil 400 millones de dólares anuales, y que implica traer alrededor de 12 millones de turistas al año. González también aseguró que año con año se crece en el aumento de asientos de avión y conectividad con el aeropuerto. Para muestra, dijo, tan sólo en nuestro mercado más importante que es el estadounidense, se tienen vuelos desde 100 aeropuertos de los 50 estados de aquel país, lo que impulsa fuertemente la futura ampliación del aeropuerto de la región, y destacó al aeropuerto de Cancún, como el que más vuelos internacionales recibe en México, incluso por encima del aeropuerto internacional de la Ciudad de México.

En cuanto a la importancia que tiene la actividad turística, el secretario quintanarroense puso énfasis en la necesidad de invertir más recursos para el rubro, ya que es una de las industrias que más catalizan el desarrollo económico de un pueblo. Para ejemplo, mencionó que Cancún se pelea el título de mayor creador de empleos en la federación con la hermana entidad de Nuevo León, con un total de 60 mil puestos de trabajo. González dijo que actualmente el estado invierte alrededor 50 millones de dólares en promoción turística a nivel nacional e internacional, mientras lo deseable debería de oscilar entre los 100 millones de dólares. Está visto, agregó González, que el turismo es un gran generador de empleos, lo que a su vez dinamiza la construcción inmobiliaria desde residencial, pasando por la hotelera y de servicios, así como la de infraestructura. Así pues, el funcionario concluyó comentando que ingredientes como belleza natural y certeza jurídica tanto patrimonial como en las inversiones, son la llave del éxito para Cancún. El primer aspecto, se encuentra en cualquier rincón del país, pero muchos tendrán que trabajar en el segundo punto para tener iguales o similares resultados que esta entidad. Mientras, nosotros ya gozamos de ese éxito.