La industria hotelera mexicana ha venido recuperando su dinámica de crecimiento en los años recientes, al observar por una parte la creciente inversión en el segmento de hoteles de ciudad, vinculado al turismo de negocios, anticipándose a una mayor demanda derivada de las reformas estructurales, al igual que los hoteles de resort de la mano con el turismo de placer están en pleno crecimiento de su ocupación.

Ante ello se han presentado dos años extraordinarios –en lo que a Grupo Posadas se refiere–; mientras que el mundo de los hoteles de negocios está muy ligado a lo que sucede en la economía, en materia de inversiones. Como ejemplo están las inversiones que se han dado en la parte de la industria automotriz, que han generado gran necesidad de hospedaje en las zonas de inversión. Por lo tanto se crean muchas oportunidades, particularmente en el Bajío e inclusive por toda la inversión en el ramo de la petroquímica.

Las cadenas hoteleras tienen que evaluar las necesidades del mercado y anticiparse a ellas. Por ello, las diversas reformas estructurales, como la energética, generan necesidades y oportunidades de negocio para el sector en diversas zonas del país. Ante ello, es necesario identificar para dónde va el crecimiento y llegar antes, estar presente y entenderlo. Tanto en 2015 como en 2016, se continuará observando este ritmo creciente de inversiones en la industria hotelera.

 

José Carlos Azcárraga Andrade<br />Director General de Grupo Posadas
José Carlos Azcárraga Andrade
Director General de Grupo Posadas

 

Segmento en movimiento

 

Sobre el desempeño del sector, en particular sobre los hoteles de ciudad, Grupo Posadas se mantuvo un 8% arriba de lo que estuvo en 2013; es decir, 2014 presentó un incremento importante en la demanda, que no necesariamente representa la industria completa. Por lo que respecta a los hoteles de playa –que también han visto dos años muy buenos, a pesar del tema de la inseguridad– se ha superado el periodo de lo que se conoció como “la tormenta perfecta”, lo que fue la influenza, la crisis económica y la percepción de violencia.

Hubo recuperación en los principales destinos, particularmente en el caso de Cancún, Riviera Maya, Los Cabos y Puerto Vallarta. Actualmente se presentan tarifas por arriba de los 12–15%, respecto a lo observado en 2013 y obviamente eso da una enorme ventaja como inversión, para poder dar el servicio y para mantener las propiedades.

 

Grupo Posadas destinará una inversión de 600 millones de dólares a la apertura de 47 nuevos hoteles entre 2015 y 2016.

 

Visión a futuro

 

El turismo, en la parte internacional, es como si fuera un sector exportador, por lo que la debilidad del peso frente al dólar (tipo de cambio) que se ha experimentado en los últimos meses, favorece el ingreso de turistas hacia México como destino.

Bajo esta circunstancia, se anticipa un buen 2015 y, como parte de esa perspectiva, Grupo Posadas destinará una inversión de 600 millones de dólares (mdd) a la apertura de 47 nuevos hoteles entre 2015 y 2016, que se sumarán a las 22 nuevas unidades que se abrieron en el transcurso de 2014, a las cuales destinó 270 mdd, aproximadamente.

De este monto de inversión, 16% es del propio Grupo Posadas y el restante de terceros. Asimismo, del inventario que integra el grupo hasta el momento, el 25% de las habitaciones de los hoteles les pertenecen y el resto son de terceros.

El plan de la compañía es llegar a 300 hoteles y 50,000 cuartos para el año 2020 y para lograrlo deberán seguir el camino de crecimiento acelerado.

Al inicio de su historia, Posadas fue una compañía intensiva en capital; es decir, invirtió fuerte para construir hoteles y entre más capital invertía, más construía y más crecía. Posteriormente, entró en una etapa –la que viven actualmente–, donde el grupo se vuelve más intensivo en venta de servicios, por lo cual no sólo cuenta con hoteles propios, sino que también proporcionan servicio como operadores.

Hoy por hoy, Posadas es la compañía hotelera líder en México, con 128 hoteles y aproximadamente 21,000 cuartos; cifra que está cerca de duplicar la cantidad que tiene su competidor más cercano.

Grupo Posadas es una empresa pública desde 1995, al cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Tanto el grupo como los fondos y los Fibras son dueños de hoteles, es decir, son realmente inversionistas, lo mismo que los inversionistas independientes, sólo que con funcionamiento distinto.

 

Un Fibra en el horizonte

 

Hablando de un posible interés por formar un Fibra, hace cerca de tres años, cuando empezó el tema de este instrumento el grupo lo consideró; inclusive cuando hicieron la venta de propiedades a Fibra Hotel analizaron la posibilidad de conformar una. Sin embargo, están convencidos de sus ventajas competitivas y de que son buenos en la parte que actualmente se opera. La industria hotelera es enormemente productiva para el país y es un importante generador de empleo. Por ejemplo, Grupo Posadas cuenta con 15,000 empleados y obviamente cada vez que se abre un hotel, no sólo emplea más gente, sino que también se involucra en la construcción y desarrollo del hotel, en los negocios satelitales: turistas, restaurantes, servicios de transporte; entonces, la derrama económica que genera el turismo es grande y atrae muchas divisas.

 


Texto:José Carlos Azcárraga Andrade

Foto: Real Estate Market & Lifestyle