• 05 Noviembre 2018

    Los centros comerciales son “seres vivos” que cambian constantemente. Los administradores deben estar alertas para ajustarlos a las actuales necesidades.