La perspectiva de crecimiento económico de México para 2016 se ajustó a 2.4% desde 2.45%, de acuerdo con la encuesta de expectativas de los especialistas en economía del sector privado que mensualmente elabora el Banco de México (Banxico).

Aunque se siguen ajustando a la baja las perspectivas de crecimiento, éstas han sido moderadas y prevé un ritmo de crecimiento similar al del año 2015.

Otro ajuste a la baja se observó en la previsión del tipo de cambio para final del año, que en la encuesta anterior se esperaba fuera de 17.89 pesos y en la más reciente se ubicó en 17.66 pesos, que de alguna manera refleja la disminución en la volatilidad cambiaria.

El consenso de los analistas pronostica que la inflación de todo el año será de 3.3%, ligeramente inferior al 3.34% del mes previo.

Debilidad del mercado externo y la economía mundial es el principal factor de riesgo para la economía mexicana en 2016, en tanto que el precio de exportación del petróleo y la inestabilidad financiera internacional, se ubican como los otros principales factores de riesgo.