El FMI ajustó nuevamente a la baja el crecimiento estimado para México en 2016. Así, el pronóstico para el Producto Interno Bruto (PIB) es de 2.4%, 0.2 puntos porcentuales menos que lo que preveía en enero pasado. Cabe señalar que su pronóstico original para 2016 era de 3.8% y lo dio a conocer en octubre de 2014.

Para 2017 anticipa un crecimiento de 2.6% apoyado por el mercado interno y el efecto colateral de una robusta economía estadounidense. Para el 2021 el organismo prevé que México alcance un crecimiento económico de 3.1 por ciento.