El Producto Interno Bruto (PIB) de México creció 2.9% en el primer trimestre del año (1T16), de acuerdo con cifras preliminares del Inegi. De confirmarse, sería el mayor crecimiento trimestral registrado desde el segundo trimestre de 2014, cuando la economía avanzó 3 por ciento.

En cifras desestacionalizadas, la economía creció 0.8% respecto al IVT15, es el mejor 1T desde 2012, cuando subió 0.9 por ciento. En cifras originales, la actividad avanzó 2.7 por ciento.

Las actividades terciarias mostraron el mayor dinamismo, crecieron 3.7% anual, las primarias 3% y las secundarias 2.2 por ciento.

Respecto al IVT15 las que más crecieron fueron las actividades secundarias, con 1.5%, las primarias 1.2% y las terciarias 0.8 por ciento.

El dato preliminar anual está dentro del rango estimado por la Secretaría de Hacienda de entre 2.6 y 3.6% para 2016, y del Banco de México de entre 2 y 3 por ciento.

Analistas de Banorte-Ixe prevén que el ritmo de crecimiento de la economía mexicana se mantenga en 2T16. “La demanda interna continúa mostrando un mejor desempeño derivado del aumento en el poder adquisitivo de los hogares mexicanos y de la mayor inversión que han realizado las empresas ante la perspectiva más positiva que predomina para México dada la aprobación de las reformas estructurales”.

En este contexto, estiman que el gasto interno continuará mostrando un comportamiento favorable debido a los siguientes factores: (1) La mejor dinámica de crecimiento que ha exhibido el mercado laboral mexicano; (2) los niveles contenidos de inflación durante 2016; y (3) la recuperación que ha registrado el consumo privado gracias a los dos factores antes mencionados, la cual se ha visto reflejada en un mejor desempeño de los reportes de ventas publicados tanto por la ANTAD como por el INEGI.