Las empresas grandes impulsaron el incremento de las actividades económicas en abril gracias a un mejor desempeño del mercado interno (se crearon más empleos formales); sin embargo, el crecimiento continúa aletargado. Así lo señala la evolución del Indicador del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) Manufacturero y No Manufacturero.

De acuerdo con el IMEF esto se debe, en parte, a la pérdida de dinamismo de las exportaciones y de las actividades extractivas, parcialmente compensadas por un ligero avance en el consumo interno.

Así, en abril el Indicador IMEF Manufacturero bajó 0.1 puntos para ubicarse en un valor de 51.8 unidades, comparado con el 51.9 del mes previo. La serie tendencia-ciclo aumentó 0.1 puntos ubicándose en 51.8 unidades en el mes, contra el 51.7 de marzo.

Ajustado por tamaño de empresa el indicador aumentó 1.5 unidades, lo que apunta a que las firmas de mayor tamaño crecen ligeramente más que las pequeñas. El valor registrado por el indicador en el mes anterior se mantuvo arriba del umbral de 50 unidades, indicando que el crecimiento de la economía se mantendrá aunque moderado.

Los especialistas consultados, al discutir la evolución de la coyuntura económica, destacaron la permanencia en la debilidad en la actividad manufacturera de EU como la razón del bajo crecimiento de su contraparte en México, debido a la gran influencia que tiene sobre las exportaciones.

El indicador IMEF No Manufacturero mostró una disminución de 0.2 puntos para ubicarse en 50.5 unidades en abril, contra un nivel de 50.7 en marzo. Sin embargo, el índice ajustado por tamaño de empresa aumentó 1.1 puntos, lo que sugiere que la mejoría en este indicador ha estado impulsado por un mayor dinamismo en empresas más grandes.