El confinamiento derivado de la pandemia propició que más personas accedieran a bienes, servicios o contenido desde dispositivos móviles.

1 No me gusta0

El consumo digital en México seguirá creciendo, sobre todo porque el confinamiento propició que más personas accedieran a bienes, servicios o contenido desde dispositivos móviles.

Datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) de 2020, indican que en el país había 84.1 millones usuarios de internet, un aumento de 1.9% respecto al 2019.

Los tres principales medios para consultar la red fueron el celular inteligente (smartphone), con un 96.0%; la computadora portátil, con un 33.7%; y el televisor con acceso a internet, con un 22.2 por ciento.

El incremento en el uso de los dispositivos para realizar actividades laborales y educativas también aumentó la demanda de soluciones que permitan filtrar selectivamente la luz azul que proyectan, al tiempo que brindan una visión confortable.

En este sentido, existen lentes de protección avanzada frente a la luz azul generada por los dispositivos, que bloquean su paso y evitan daños.

Por lo que las tintas fotocromáticas se adaptan a las variaciones de la luz y mejoran la calidad visual dependiendo del entorno en donde se encuentren, mencionó Guadalupe Sandoval, gerente general de ZEISS Vision Tijuana.

En la planta de Tijuana, Baja California, la firma también produce revestimientos y materiales antireflejantes que ayudan a evitar deslumbramientos, señaló el representante de la empresa de tecnología óptica.

“Uno de los factores clave para nuestro liderazgo global en la industria óptica, es la constante inversión del 12% de nuestros ingresos en investigación y desarrollo, que trazan el camino para nuevos hallazgos científicos e innovaciones en el mercado”.

Así mismo, ZEISS trabaja en estrecha colaboración con sus socios de la industria, de ciencia en I+D, y en la cadena de suministro, lo que le permite complementar sus conocimientos en el ámbito óptico. “

Como complemento, la empresa busca avanzar en la sostenibilidad ecológica de sus propios productos, por lo que trabaja en temas de sostenibilidad como economía circular y reciclaje.

En Tijuana, la empresa tiene cinco edificios, que producen anualmente un promedio de 45 millones de lentes semiterminados y de 8 millones de lentes de prescripción individualizados.

La planta manufacturera tiene más de 3,800 colaboradores especializados. Y en el 2012 consolidó su centro de distribución para envíos a clientes de América, Asia y Europa.