Además de ser el segundo rascacielos más alto del mundo y el más alto de China, la Torre Shanghái contará con el ascensor más rápido del mundo, capaz de subir 119 plantas en 53 segundos con una velocidad máxima de 73.8 kilómetros por hora.

El ascensor realizará el trayecto desde el segundo piso de la torre hasta la planta 119 en menos de un minuto, aseguró la compañía japonesa Mitsubishi Electric.

La velocidad punta que puede alcanzar este elevador es de 1,230 metros por minuto o 73.8 kilómetros por hora, lo que superaría al elevador más rápido existente en estos momentos, el cual se encuentra instalado en un edificio de Taiwán, y cuyo récord figura en 1,100 metros por minuto.

El ascensor se instalará el próximo julio en la Torre de Shanghái.