El fortalecimiento del dólar por un incremento en la percepción del riesgo de los mercados emergentes, interrumpió el rally positivo en la moneda del país. 

2 No me gusta0

El peso cerró la semana con una depreciación de 0.57% u 11.4 centavos, cotizando alrededor de 20.01 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 19.8486 y un máximo de 20.0317 pesos.

Esto ocurrió luego de tres semanas consecutivas de apreciación para el peso mexicano en las que acumuló un avance de 2.32% o 47.3 centavos.

Lo anterior fue consecuencia de un fortalecimiento generalizado del dólar estadounidense de 0.61% de acuerdo con el índice ponderado, siendo las divisas más depreciadas de economías emergentes, como el rand sudafricano que se depreció 3.73% y la lira turca con 1.97%. La depreciación del peso se concentró en las últimas dos sesiones de la semana, al elevarse la percepción de riesgo en los mercados financieros globales por los siguientes factores

1.- Ajustes en posiciones de inversión en los mercados financieros globales durante la jornada del viernes por el vencimiento trimestral de futuros y opciones en el mercado de capitales. Lo anterior se tradujo principalmente en pérdidas en las sesiones occidentales. En la última sesión de la semana, los principales índices en el mercado de capitales de Europa cerraron con pérdidas cercanas al 1%, mientras que en Estados Unidos y México se observaron pérdidas similares y volúmenes de operación 50% por arriba del promedio de los últimos 30 días. En la última sesión de la semana también se observaron pérdidas para la mayoría de las divisas en la canasta amplia de principales cruces, principalmente la lira turca y el rand sudafricano-

2.- Surgió el nerviosismo por el futuro de la empresa inmobiliaria de China Evergrande, que esta semana señaló no será capaz de cumplir con sus obligaciones de pago de deuda. En los últimos años la deuda de Evergrande se incrementó significativamente alcanzando los 300 mil millones de dólares y convirtiéndose en una de las desarrolladoras inmobiliarias más endeudadas. Bajo este contexto, durante la semana la empresa anunció que contrató asesores financieros para evaluar la situación, lo que incrementó el nerviosismo entre los inversionistas y los tenedores de deuda, pues es probable que no reciban su pago. Si bien, no se han observado repercusiones en los mercados financieros globales, se eleva el riesgo de un evento sistémico, que ocasione pérdidas en mercados occidentales, principalmente en emisoras del sector financiero. Lo anterior hace que los mercados estén propensos a pérdidas debido a una mayor percepción de riesgo

3.- Cautela en anticipación al anuncio de política monetaria de la Reserva Federal programado para el miércoles 22 a las 13:00 horas, en donde será clave conocer tres cosas: 1) la fecha esperada para que se anuncie el recorte al programa de compra de bonos, pues podría ser el 3 de noviembre o el 15 de diciembre, 2) las expectativas de crecimiento e inflación para Estados Unidos y 3) la proyección del FOMC sobre el futuro de la tasa de interés. Un incremento en el número de participantes que ven un incremento de la tasa en 2022, podría ocasionar un fortalecimiento del dólar estadounidense.

 Es importante mencionar que la siguiente semana será relevante para la política monetaria de varios países. Entre las economías avanzadas, el Banco Central de Suecia tendrá su anuncio el martes 21 de septiembre, el Banco de Inglaterra tendrá su anuncio de política monetaria el jueves 23, el mismo día serán los anuncios del Banco Nacional de Suiza y el Banco Central de Noruega. Entre economías emergentes, el Banco de Indonesia tendrá su anuncio de política monetaria el martes 21, seguido del Banco Central de Brasil que tendrá su anuncio el miércoles 22 por la tarde, en donde el mercado anticipa un incremento a la tasa objetivo (Selic) de 100 puntos base a 6.25%. Finalmente, el jueves 23 será el anuncio del Banco Central de Turquía, en donde se espera que mantenga la tasa sin cambios en 19%, aunque se especula el riesgo de recortes, algo que ocasionaría una depreciación adicional de la lira turca.

En la semana, el euro tocó un mínimo de 1.1725 y un máximo de 1.1846 dólares por euro. Por su parte, el euro peso tocó un mínimo de 23.3581 y un máximo de 23.5544 pesos por euro.

Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 20.0088 pesos por dólar, 1.3742 dólares por libra y en 1.1731 dólares por euro.