Los mercados accionarios de ese país operan positivos después de una semana volátil, donde los inversionistas asimilan los reportes corporativos que han sido mejor a lo esperado.

Los recursos netos obtenidos serán utilizados para la sustitución de pasivos y usos corporativos generales.

El día de ayer el índice ponderado del dólar cerró la sesión con un retroceso de 0.48%, siendo su mayor contracción desde el 2 de julio.

No obstante las cifras de inflación más altas del pronóstico en EU, se considera que el tono laxo del Presidente de la FED sea el catalizador para la sesión.

El peso inicia con depreciación de 0.63%, cotizando 19.98 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando los 19.8151 y un máximo de 20.0170 pesos.