La expansión del crédito hipotecario por parte de la banca en 2015 fue el más dinámico desde el año 2010.

En 2015 el crédito vigente al sector privado mostró claras señales de recuperación con respecto a lo observado en 2014, principalmente durante la segunda mitad del año. Así, de enero a noviembre de 2015 dicho crédito creció a una tasa anual real promedio de 8.0%, casi el doble de la tasa de crecimiento promedio de todo el 2014  (4.2%), destacando el crédito a la vivienda en particular.

El informe “Situación Banca” del Servicio de Estudios Económicos de BBVA Bancomer, señaló que en tres segmentos de financiamiento (empresas, vivienda y consumo) se registró una marcada recuperación durante el año pasado.

Después del crédito a las empresas, el segundo segmento de mayor crecimiento fue el crédito a la vivienda, con un incremento anual real promedio de 8.4%, la mayor para un mismo periodo desde 2010 cuando alcanzó el 10 por ciento.

Al igual que en meses anteriores, la mayor competencia entre los bancos por otorgar créditos hipotecarios, aunado al entorno de bajas tasas que aún prevalece son factores que continúan incentivando el dinamismo del crédito hipotecario.

El informe de Bancomer afirmó que parte del desempeño del crédito durante 2015 puede atribuirse a la mejoría en la demanda interna, el crecimiento del empleo formal y el entorno de baja inflación que favoreció el poder adquisitivo de los hogares y les permitió tomar montos de crédito mayores.

Vivienda: avance de 13.2% impulsado por sus dos segmentos

En octubre de 2015 el crédito a la vivienda creció 13.2% a tasa anual nominal (10.5% real), ligeramente mayor a la tasa de septiembre 2015 (13.0%) y superando por 4.4 pp la tasa observada en octubre 2014. Lo anterior se debió a avances sutiles en los dos segmentos que componen la cartera.

El crédito para financiar vivienda media y residencial (86% de la cartera) creció 15.2%, cuando el mes anterior había crecido a una tasa de 15.0%; en tanto que el crédito a vivienda de interés social creció a una tasa de 2.5%, mayor al incremento de 1.9% de septiembre 2015.