El saldo de la cartera de crédito puente por parte de la banca superó los 50,000 millones de pesos (mdp) en 2015, un incremento de 4.2% respecto al año previo, lo que se combinó con una disminución en la cartera vencida, de acuerdo al reporte Situación Inmobiliaria de BBVA Bancomer.

En opinión de los analistas de la institución, el buen desempeño de la cartera se debe entre otros factores a un menor costo del crédito a la construcción de  vivienda, en tanto la disminución de la cartera vencida de niveles de 14 a 10% entre 2014 y 2015, es una señal de mejor calidad en la cartera.

El informe reportó que los registros de construcción nueva en el RUV alcanzó 320,000 viviendas en inventario, logrando regresar a los niveles previos a la contracción que se observó previo al año 2013, cuando se determinó un cambio en la ley de la vivienda y las tres grandes desarrolladoras de vivienda del país entraron en crisis.

Como resultado de todo ello, el valor bruto de la construcción residencial repuntó en 2015 y se reflejó en un impulso al sector de la construcción en su conjunto.