Las bajas tasas de interés en los créditos hipotecarios están propiciando una excelente oportunidad de crecimiento para todos aquellos dueños de pequeñas y medianas empresas en el país.

Como resultado de los niveles históricos en las tasas de interés y la alta penetración del crédito hipotecario en el mercado inmobiliario, el Crédito Hipotecario Empresarial (CHE) es el siguiente nivel en la evolución del producto.

De esta manera, muchas PyMEs podrán acceder a la propiedad de oficinas, inmuebles comerciales e industriales, que hoy rentan y de esa forma incrementar su patrimonio.

El Crédito Hipotecario Empresarial debe inyectar dinamismo al mercado de inmuebles empresariales tal como sucedió en el mercado de vivienda. El auge de desarrollo inmobiliario en todo el mundo, hoy en día se debe a la existencia de crédito hipotecario.

Evidentemente todas las PyMEs necesitan un espacio donde trabajar, la falta de información propicia solucionar esta situación rentando espacios; sin embargo, la cantidad a pagar por concepto de renta en estos espacios suele ser mayor con respecto al costo de la renta de una vivienda. Otro factor a considerar es que los inmuebles generan plusvalía, a diferencia de la mayoría de los activos de una compañía que tienden a perder valor con el paso del tiempo.

El proceso de un CHE es prácticamente el mismo que el de una hipoteca convencional. Se analiza la capacidad financiera del solicitante y posteriormente si el inmueble es sujeto de garantía. Una institución de crédito puede financiar hasta el 75% del valor total, plazo de hasta 10 años y tasa fija durante todo el periodo. El destino del crédito puede ser adquisición, construcción o remodelación.

Bróker Hipotecario

La extensa red de brókers hipotecarios, está siendo clave para que las empresas incrementen su patrimonio por medio del CHE. Su relación con las principales instituciones financieras del país permite que los empresarios conozcan las diferentes opciones de financiamiento, logrando identificar a detalle el producto que más les conviene. Esta decisión dependerá de las necesidades y el perfil del solicitante.

Los principales requisitos para ser sujeto de un CHE son: contar con un buen historial crediticio y capacidad para comprobar ingresos. Es necesario demostrar la experiencia en el manejo del negocio (como persona física o moral), corroborar que actualmente se es económicamente activo y que se cuenta con la estabilidad financiera para solventar el nuevo compromiso.

En la actualidad, SOC Asesores Hipotecarios es el único Bróker que ofrece y asesora sobre el Crédito Hipotecario Empresarial.

*Director Pyme Nacional de SOC Crédito en ti..