La industria de la construcción creció 2.5% en 2015, a la par de la economía en su conjunto, pero para 2016 se prevé una desaceleración para expandirse apenas 0.6% anual, de acuerdo con el reporte Situación Inmobiliaria México de BBVA Bancomer.

El Productos Interno Bruto (PIB) de la construcción tuvo un buen desempeño el año pasado gracias al impulso de la edificación; sin embargo, el 2016 comenzó con un crecimiento menor que inició desde finales del 2015, entre otras cosas porque la obra civil se ha mantenido rezagada por el menor gasto en infraestructura.

Para el año en curso, los especialistas de la institución financiera prevén que la edificación modere mucho su ritmo de crecimiento, sobre todo en su segmento productivo (centros comerciales, parques industriales y edificios corporativos) debido a que el ritmo de expansión de años previos ha sido muy intenso y no podrán sostenerlo. Por su parte, la edificación de vivienda se verá afectada por los menores montos de subsidio. Que afectará la construcción de vivienda de interés social.

Prevén que luego de crecer 3.2% anual en 2015, para este año apenas lo hará en 0.3%. Por su parte, la obra civil que avanzó apenas 0.2% el año pasado y su previsión 2016 es de un repunte de 0.9 por ciento.