El mercado inmobiliario goza en la actualidad de mucha liquidez porque los desarrolladores tienen acceso a diversos instrumentos que los proveen de recursos.

Los participantes del panel Oportunidades en el Sector de Bienes Raíces para Inversionistas Locales y Globales, realizado en la 11 Cumbre de Capital Privado (Jaime Alverde, presidente de la ADI; Germán Ahumada, copresidente y socio fundador de Artha Capital; Eduardo Güémez, socio de MRP; Sandor Valner, socio y CEO para América Latina de Walton Street Capital; y Gonzalo Robina, director general adjunto de Fibra Uno) coincidieron en que actualmente en el mercado inmobiliario hay un exceso de liquidez gracias a que los desarrolladores disponen de instrumentos como los Fibras y los CKD que los proveen de recursos en pesos y con costos más bajos a los que tenían que pagar cuando sus fuentes de financiamiento eran predominantemente externas y, además, debían asumir importantes riesgos cambiarios.

En el corto plazo a los Fibras y CKD se sumarán los Fibra E para invertir en el sector energético e infraestructura.

Sin embargo, anotaron que la liquidez del mercado puede ser un factor de riesgo para que los inversionistas emprendan proyectos que al final de cuentas no les reporten la rentabilidad esperada, en este punto, el panel coincidió en que la inversión debe ser muy selectiva en cuanto al tipo de productos, ubicación y en la selección de sus equipos de management.