Durante el mes de marzo,  se ha vuelto a captar el interés de compradores mexicanos por el mercado de bienes raíces en la ciudad de Miami, Florida; el cual se detuvo por  la inestabilidad en el tipo de cambio del dólar en 2015.

“A partir de noviembre del año pasado sentimos una desaceleración, que pensamos que ya se destrabó a partir de marzo. La gente que traía operaciones ya muy avanzadas cuando se dio la caída del peso frente al dólar, la primera reacción que tuvo fue meter freno en la inversión” comentó Javier Sorondo, representante de Galante Real Estate en México.

México quien se ha enfocado en la compra de propiedades en el distrito financiero de Brickell, se encuentra entre los primeros lugares en el listado de países con mayores compradores  inmobiliarios en la zona de Miami.

Por su parte Galante Real Estate espera encontrar propietarios mexicanos entre su cartera de clientes dentro de los siguientes proyectos por venir.