Los organismos nacionales de vivienda, la banca, y el Gobierno Federal trazaron mapas de ruta que avizoran un panorama más flexible para 2021.

4 No me gusta0

La vivienda impacta a más de 42 ramas de la economía. Al hacer un balance de los sucesos más destacados en el año 2020, se pueden visualizar áreas de mejora y oportunidades. A continuación, les presentamos los eventos relevantes del sector. 

1.- Autoconstrucción, nueva ruta. Para que las familias mexicanas tengan un patrimonio, una de las apuestas durante el 2020 fue la autoconstrucción. 

Ante ello, Fovissste lanzó el programa “ConstruYES tu casa”. Con él, los derechohabientes tienen la oportunidad de construir un proyecto que se acomode a sus necesidades. Además, el instituto les brinda supervisión y respaldo técnico. 

Otro programa que se lanzó en 2020 fue “ConstruYO” de Infonavit, con el que los trabajadores del instituto que quieran construir, remodelar, ampliar o terminar de edificar su propiedad, lo pueden hacer sin importar la cantidad de sus aportaciones.  

Además, la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), lanzó el programa “Decide y Construye”, una plataforma que asesora a familias que optan por vía de la autoconstrucción. Con ella, tienen información precisa y obtener orientación técnica y mano de obra calificada.

2.- Flexibilidad de crédito. Este año, diversos participantes del sector hipotecario flexibilizaron los esquemas de financiamiento. 

 Un caso de éxito sin duda fue el Programa “Unamos Créditos” del Infonavit. Con este programa, los derechohabientes interesados en adquirir una casa nueva o usada pueden fusionar su crédito con diversos usuarios sin necesidad de tener una relación jurídica, con lo que personas del mismo sexo, familiares de primera línea accedieron a una vivienda con un valor promedio de hasta 684,682 pesos.

Otro apoyo fue el que brindó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a clientes bancarios e instituciones como Infonavit, Fovissste o Fonacot, con el que se promovió la reestructuración de su deuda sin afectar su historial crediticio. 

Por otro lado, para estimular la demanda de préstamos hipotecarios, se bajaron de manera histórica las tasas de interés. En el caso de las hipotecas, actualmente hay tasas fijas menores a 8%, según lo dio a conocer la Asociación de Bancos de México (ABM). 

3.- Vivienda sustentable. Debido a que una construcción ecológica mejora la calidad de vida, en diciembre de 2020, la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen que reforma los artículos 71 y 4 de la Ley de Vivienda.

Con esta propuesta se busca que las nuevas viviendas incluyan al menos una característica amigable con el medio ambiente. La meta es promover la construcción de edificios sustentables y el uso de energías renovables para las edificaciones. 

4.- Oportunidades de inversión. Según destaca Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com, el 2020 definió un nuevo uso de la vivienda:

“ONU-Habitat menciona que la casa es un derecho humano fundamental y central en la batalla contra el COVID-19. Sin una vivienda adecuada, hubiera sido imposible el distanciamiento social y las buenas prácticas de higiene”, comenta. 

Lo anterior, dijo, obliga a los participantes del sector a estructurar un nuevo plan de vida y estrategias habitacionales para impulsar a la economía y a las familias con una inversión segura, como lo es un bien inmueble.