El resultado se explica por el fuerte impulso en la actividad de arrendamiento, principalmente entre empresas del segmento de e-commerce.

0 No me gusta0

Los ingresos de Vesta, una desarrolladora de propiedades industriales en México, crecieron 8.6%, a 39.8 millones de dólares en el segundo trimestre del año comparado con igual periodo del 2020.

Otros indicadores relevantes de la situación financiera de la empresa mostraron crecimientos como fue el ingreso neto operativo (NOI) que ascendió a 36.65 millones de dólares entre abril a junio pasados, lo que significó un alza de 10.2 por ciento.

Mientras que el flujo de operación (EBITDA) aumentó 9.8%, resultado que reflejó un enfoque prudente continuo en los costos y gastos administrativos. No obstante, los fondos de operación (FFO), después de impuestos, finalizó con una fuerte contracción de 78.3%, a 3.75 millones de dólares en el periodo de comparación, debido a un incremento en los impuestos pagados en el segundo tercio del año y un número mayor de acciones en circulación por la colocación realizada en mayo pasado en el mercado local.

La empresa abundó en su reporte enviado a la Bola Mexicana de Valores (BMV) que el valor del portafolio de propiedades de inversión ascendió a 2,230 millones de dólares, esto significa un incremento de 6.1% respecto a los 2,100 millones de dólares que mantenía al 31 de diciembre de 2020.

“Estos crecimientos muestran un fuerte impulso en la actividad de arrendamiento, con clientes de compañías internacionales y locales provenientes de una amplia variedad de sectores”, dijo el CEO de Vesta, Lorenzo D. Berho.

Entre abril y junio, el arrendamiento total fue de 1 millón 369 mil 236 pies cuadrados, lo que refleja un incremento de 151% respecto al primer trimestre del 2021, llevando la ocupación de 90% a 92.5%. 

Lo anterior se explica por el mayor enfoque de arrendamientos en el sector e-commerce y logística, que representaron 72.6% del arrendamiento total, con fuerte demanda en Puebla y Tijuana, mercados que surgieron con el auge del comercio electrónico en el país.

Otro motor fue la tendencia de nearshoring, ya que las compañías están buscando alternativas para reubicar sus cadenas de suministro de China a Norteamérica. 

Vesta es dueño de 189 propiedades ubicadas dentro de parques industriales en 15 estados de la República Mexicana. La superficie total arrendable era de 2.93 millones de metros cuadrados. 

Los clientes de la compañía operan en diversas industrias, entre las que destacan aeroespacial, automotriz, bebidas y alimentos, logística y dispositivos médicos, entre otros.