Los asesores deberán manejar de manera precisa alertas para requerimientos de información, bolsa compartida, integración con portales y fichas técnicas, entre otros nuevo retos.

7 No me gusta0

A más de un año de los momentos más álgidos de la pandemia derivada del Covid-19 en la economía y que afectó a todos sus segmentos, las empresas siguen luchando por sobrevivir, entre ellas, las dedicadas al mercado inmobiliario, que entre sus capacidades está una constante resiliencia. 

En este sentido, la capacitación será determinante, por lo que las necesidades que detectan los especialistas en el sector en México son integralizar al inmobiliario y convertirlo en un consultor, financiera, notarial y de marketing digital.

Los retos que tendrá el asesor o bróker inmobiliario en el mediano plazo será trabajar en comunidad y acercar los negocios al cliente, no seguir con la política tácita de aquel que esconde mejor la información gana, señaló Guillermo Simonini Jacobacci, CEO  de Wiggot.

En entrevista con Real Estate Market & Lifestyle, el representante del Centro de Negocios Inmobiliarios (CNI) en el país, indicó que otro reto será acomodarse en el ambiente digital y ser más eficientes para poder competir con plataformas “que vienen por todo”.

Para los desarrolladores será clave escuchar a ‘su buyer persona’ y desarrollar para ellos, por ejemplo, viviendas con espacio para home office sin sacrificar una habitación; pensar en espacios flex con posibilidad de estudio, recámara u oficina; un lugar para tener bicicletas; pensar en rentas de mediano plazo.

De cara al futuro, Simonini Jacobacci señaló que “hoy tenemos muchas empresas trabajando sobre la captación de alumnos para hacer sus cursos a una industria vapuleada por la informalidad; la virtualidad nos acerca a la equidad y la posibilidad de tomar cursos en vivo o grabados”.

Añadió que hay esfuerzos muy importantes a nivel nacional, gubernamentales o privados, para forjar una profesión más sólida y de bases más fuertes para asesorías patrimoniales, “finalmente podemos estar recomendando una gran inversión o un sinfín de problemas. Hoy la capacitación es mucho más democrática, alcanzable y hasta gratuita. Es el momento para ser mejor y evolucionar en el mundo inmobiliario”.

El especialista indicó que la industria inmobiliaria venía impactada por el cambio de gobierno en Estados Unidos, antes de la pandemia, que la detuvo un tiempo importante, pero que empieza a tener buenas perspectivas rumbo al cierre de año.  

“Estamos viendo un buen repunte de la economía, los créditos a tasas bajas animan al comprador y podemos destacar que el segmento por debajo de los 5 millones de pesos seguirá pujante. Es un buen momento para comprar, como inversión o vivienda”, dijo.

Iniciativas en pro de la capacitación

Recientemente Wiggot formalizó una alianza estratégica con la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), con la finalidad de abonar al desarrollo de los miembros del sector, en donde los miembros de la asociación utilizarán la plataforma y las herramientas que ofrece para sus funciones diarias.

Con la firma realizada el 15 de julio, Wiggot se convertirá en el software oficial por los próximos tres años. Y las herramientas a las que los miembros de AMPI tendrán acceso son administrador de inmobiliarias, administrador de asesores y administrador de propiedades.

Además del sitio web, instalación de Google Tag Manager en los sitios de Wiggot, instalación IFrame para la sección de propiedades en sitios propios, reportes; a las funciones que ofrece Wiggot dentro de sus planes, por ejemplo, las alertas para requerimientos de información, bolsa compartida, integración con portales, fichas técnicas, entre otras.

Sector inmobiliario en readaptación y reconversión

Por otro lado, de acuerdo con los resultados del Sistema de Información Inmobiliaria para Latinoamérica (SiiLA) al segundo trimestre de 2021 (2T21),  el sector inmobiliario del país entró en una etapa de estabilidad, readaptación y reconversión, tras un año de crisis sanitaria por la pandemia.

En el caso del retail, por ejemplo, en donde SiiLA monitorea más de 5 millones de metros cuadrados (m2) y más de 11,000 inquilinos de centros comerciales, se reportaron más de 500,000 m2 disponibles en la Ciudad de México (CDMX), Monterrey y Guadalajara, que suman 2,581 locales disponibles.

En el sector de las oficinas, indicó que la tasa de disponibilidad continuó en aumento en todos los mercados monitoreados. Asimismo, se registraron ocho nuevos inmuebles de oficinas en CDMX, Monterrey y Guadalajara, dos de los experimentaron retrasos en su entrega por suspensiones en las obras.

Y también destacó la reconversión de espacios de oficinas en otros giros, como en el edificio de La Viga que Fibra Uno convirtió en hospital, o la apertura de una nueva ubicación de Hi:Hab Coliving, en el submercado de Providencia, en Guadalajara.

Respecto al sector industrial, reportó una absorción bruta de más de un millón de m2 durante el 2T21, dentro de los mercados que monitorea; y más de 430,000 m2 de nuevo inventario. Consideró que gracias al empuje de las empresas de e-commerce, las zonas industriales muestran diversificación en sus inquilinos.