Las unidades están en el Estado de México, y planea cerrar el año con tres más, en Santa Fe, Perisur y en Galerías Querétaro.

3 No me gusta0

La firma de belleza y cuidado personal de venta por catálogo Natura, ya tiene tiendas físicas en centros comerciales, en Interlomas, Satélite y Punta Norte, en el Estado de México.

El objetivo es llegar a los compradores que aún no prueban sus productos, por lo que planea cerrar el año con tres unidades más, en Santa Fe, Perisur y la zona del Bajío, en Galerías Querétaro.

Diego Leone, vicepresidente de Natura para América Hispana, explicó que esta estrategia es parte de una evolución, tanto de la firma como de los consumidores, que quieren comprar a través de diferentes canales.

“Nosotros teníamos la visión de evolucionar hacia un modelo omnicanal desde hace años. Hemos desarrollando distintas herramientas, evaluando la forma de llegar a nuestros consumidores y a nuevos consumidores, ya sea a través de medios digitales, de tiendas físicas o de nuestras consultoras de belleza”.

Añadió que tres de cada cuatro compradores de cosméticos deciden elegir un canal distinto a la venta directa, por lo que la apertura de tiendas es una oportunidad para atraerlos.

Así, una vez que las conozcan, acudan a las consultoras o el comercio electrónico para adquirir estos productos, comentó el directivo a Expansión.

Las consultoras seguirán como la fuerza de ventas principal y también pueden recoger pedidos en las unidades físicas o gestionar su entrega.

Natura probó el modelo de las tiendas físicas en Brasil, con la primera unidad abierta en el 2016, y en Chile, donde el plan arrancó en diciembre de 2020.

Con esta nueva visión, la compañía ve en México, donde opera desde hace 16 años, al país con mayor crecimiento en un horizonte de entre tres y cinco años, de acuerdo con el directivo.

Natura reportó ingresos por 89,376 millones de pesos (mdp) en el 2020, una baja de 1.7% en su comparación anual, según datos de la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD).

En México, la empresa está posicionada como la cuarta empresa del sector de venta directa. Además, tomó la decisión de producir algunos productos de Avon en su planta de México, en lugar de importarlos de Brasil.

Mientras que las ventas habilitadas digitalmente y la venta por relaciones a través de sus principales aplicaciones digitales, alcanzaron un 51% de los ingresos totales, de acuerdo con una publicación de El Financiero.