El grupo de inversionistas relevantes de la desarrolladora de vivienda, que busca salir a flote con un nuevo plan de negocios, analiza opciones para proteger el valor de los inversionistas.

0 No me gusta0

Un grupo de accionistas “con influencia significativa” en Urbi Desarrollos Urbanos, una desarrolladora de vivienda, mantienen conversaciones para llevar a cabo una serie de actos corporativos tendientes a proteger el valor de todos los accionistas, informó la viviendera.

En un aviso relevante explicó que entre los actos corporativos que podrían emprender incluyen, entre otros puntos, una reducción de capital, así como una o más ofertas públicas voluntarias de adquisición de las acciones representativas del capital social de Urbi en circulación.

"En caso de que dichos accionistas lleguen a un acuerdo y lo informen a la empresa, esta lo comunicará oportunamente al mercado", se lee en el breve comunicado.

Urbi fue una de las desarrolladoras de vivienda que enfrentó una crisis financiera en el 2015 que la llevó a solicitar concurso mercantil para reestructurar su deuda. Fue en febrero del 2016 cuando concluyó con este proceso y desde entonces ha tratado de reorganizarse para salir adelante en el negocio del desarrollo de vivienda.

Sin embargo, su plan tomó un giro para enfocar sus operaciones principalmente en la venta de tierra con servicios y reducir sus operaciones de vivienda.

En su reporte del segundo trimestre de este año, la dirección de Urbi explicó que su actual plan de negocios se enfoca en el desarrollo de “proyectos de vivienda, pero en asociación con fondos de inversión o socios dueños de tierra, lo que reduciría el uso de capital propio; la búsqueda de alternativas adicionales de fondeo; así como iniciativas para maximizar el uso y rentabilidad de los proyectos de tierra con servicios que se encuentra comercializando”.

Durante los primeros seis meses de este año, Urbi obtuvo ingresos por 78.2 millones de los cuales, el 87% se generó a través de la venta de tierra en las ciudades de Mexicali, Tecámac, Culiacán y Ciudad Juárez, principalmente. 

Por su parte, los ingresos relacionados con la venta de vivienda alcanzaron 9.8 millones, equivalente al 13% de los ingresos totales, en comparación con 52.3 millones en el mismo periodo de 2020, equivalente a una reducción del 81 por ciento.