La recuperación que observó la industria manufacturera a lo largo de 2013, principalmente en los mercados del norte del país, propició un incremento en la renta promedio de los inmuebles de uso industrial que los llevó a los niveles más altos desde 2009.

En buena medida, la llegada de nuevos centros de distribución e industriales del sector automotriz, impulsaron los precios de la renta promedio de los inmuebles hasta sus niveles más altos desde 2009.

De acuerdo con información de Jones Lang LaSalle, en 2013 la renta promedio de los inmuebles industriales en México se incrementó a 4.23 dólares mensuales por metro cuadrado, ante una disminución en la oferta de espacios disponibles por la creciente demanda. Precisamente la firma de corretaje reporta que la tasa de disponibilidad se redujera de 7.5 a 5%.

Para la zona norte, en particular, que es la región más industrializada del país, las rentas concluyeron el año pasado en 3.76 dólares; en el Bajío en 4.20 dólares; y en el centro en 4.72 dólares por metro cuadrado al mes.