Es necesaria una política industrial explícita para la reconstrucción del mercado interno y para construir un nuevo proyecto de país, aseguró la firma Consultores Internacionales S.C. (CISC).

La firma señaló que más allá de los aportes económicos que pueda producir para el incremento del PIB nacional y el posicionamiento internacional, los beneficios de la política industrial deben mostrarse en el incremento del empleo formal.

CISC agregó que dicha política debe ser horizontal, flexible, dinámica y de largo plazo; horizontal para abarcar a todos los sectores donde México puede ser competitivo, desde la alta tecnología, hasta la agroindustria e incluso el turismo que es también un sector productivo.