Durante 2013 el mercado inmobiliario de oficinas en la Ciudad de México agregó alrededor de 400,000 m2 de inventario, para ser un año récord, de acuerdo con información de Jones Lang LaSalle México.

Héctor Kleiran, director internacional de la firma de servicios inmobiliarios Jones Lang LaSalle México, afirmó que "los desarrolladores inmobiliarios se dieron cuenta de que la tasa de desocupación era muy baja, en mínimos históricos de 5 o 6% y todos (desarrolladores) vieron una gran oportunidad de hacer oficinas".

Agregó que la falta de oferta provocó que se comenzará a construir en los corredores de oficinas de la Ciudad de México, desde Insurgentes Sur hasta Reforma, Lomas de Chapultepec, Polanco y Santa Fe.

Sin embargo, la mayor oferta se vio acompañada de un ligero incremento en las rentas en la Ciudad, toda vez que las oficinas que salieron al mercado fueron cada vez de mejor calidad y en mercados que son altamente demandados.

Para este año la correduría prevé que haya un crecimiento importante en la oferta en áreas al sur de la Ciudad, sobre Insurgentes y Perisur, además de que se comenzará a ver una transición de empresas instaladas en oficinas clase B, a oficinas clase A, de mayor calidad, aprovechando la oferta del mercado, lo que se verá reflejado en mayores transacciones.