El  mercado inmobiliario de oficinas en la Ciudad de México mantuvo su dinámica a lo largo de 2015 y terminó el año con 1.8 millones de metros cuadrados en construcción, luego de haberse sumado 200,000 metros cuadrados a obra en el último trimestre del año, afirmó el reporte Marketview de CBRE de cierre de año.

De acuerdo con el reporte, más de medio millón de metros cuadrados se añadieron al inventario clase A y A+ a lo largo del año pasado para culminar casi 5 millones de metros cuadrados de inventario en este segmento, en tanto la oferta total de la ciudad se ubicó en 9.9 millones de metros cuadrados.

Los submercados Insurgentes, Reforma, Polanco y Perinorte concentran el 75% de proyectos en desarrollo.

A pesar del incremento en la oferta de espacios, la disponibilidad se ubicó en 11% al cierre de diciembre de 2015, que equivalen a cerca de 450,000 metros cuadrados, la que es considerada sana al tomar en cuenta que tan solo en el último trimestre del año pasado se incorporaron poco más de 140,000 metros cuadrados al inventario. Sin embargo, es un nivel elevado al comprar con el margen cercano a 8% de diciembre de 2014.

Y es que durante todo el año 2015 la comercialización de espacios en términos de absorción superó los 450,000 metros cuadrados.

El precio promedio de renta por metro cuadrado se ubicó en 27.63 dólares, con un nivel de 19.5 dólares como el tango más bajo y que correspondió a la zona de Azcapotzalco y 35.16 dólares el más alto en el corredor Lomas-Palmas. A pesar de la oferta creciente de espacios nuevos, la absorción ha permito un incremento en los precios de renta, que al cierre de 2014 se rondaban los ligeramente arriba de los 26 dólares.