Baja disponibilidad de edificios en renta, los precios de salida no cambiarán dramáticamente, auque si las negociaciones debido al efecto cambiario y la mayoría de los edificios en construcción continuarán su proceso Por Real Estate Market CIUDAD DE MÉXICO.- Baja disponibilidad de edificios en renta, los precios de salida no cambiarán dramáticamente, auque si las negociaciones debido al efecto cambiario y la mayoría de los edificios en construcción continuarán su proceso, pero aquellos que aún están en proyecto o en sus inicios se postergarán sus fechas de inicio de obra. Este es el escenario para el sector inmobiliario corporativo de 2009, que muestra Cushman & Wakefield (C&W) en su análisis "Marketbeat" correspondiente al cuarto trimestre de 2008. De acuerdo con la firma de corretaje inmobiliario, "la tasa de disponibilidad en todas las clases, en el corto y mediano plazo, continuarán en sus niveles actuales, alrededor de 8% en la Ciudad de México", que representan alrededor de 500 mil metros cuadrados, donde el 70% de ellos corresponde a edificios clase B y C. Agregó el análisis que los precios de salida no tendrán gran afectación en sus niveles actuales, pero los márgenes de negociación se incrementarán principalmente por las renegociaciones, ya que al depreciarse el peso provocó que los costos de arrendamiento en términos de pesos se incrementaran aproximadamente en un 30% a favor del arrendador. Por lo que respecta a los nuevos proyectos de espacios corporativos en la Ciudad de México, C&W afirmó que la construcción continúa siendo muy activa a pesar de la incertidumbre financiera y al incremento de los insumos y materiales de construcción. "Existen más de 776 mil metros cuadrados en construcción". Los expertos de C&A agregaron que la introducción de dichos espacios será escalonada durante los próximos tres años.