Conforme los ingresos de los estadounidenses disminuyeron debido a la crisis, este destino dejó de recibir inversionistas y luego visitantes, lo que provocó un reacomodo en el mercado inmobiliario. Los precios exorbitantes y en dólares de los departamentos de Cancún quedaron atrás. Conforme los ingresos de los estadounidenses disminuyeron debido a la crisis, este destino dejó de recibir inversionistas y luego visitantes, lo que provocó un reacomodo en el mercado inmobiliario. Hoy, Cancún despierta el interés de medianos inversionistas de Guadalajara, Monterrey y Ciudad de México, quienes quieren una segunda vivienda, pues ahora hay varios desarrollos con precios en pesos. Además, algunos empresarios han migrado a esta ciudad por cuestiones de seguridad.