Se ha abierto la posibilidad de que el proyecto que comenzó como un tren de pasajeros de Monterrey a Oklahoma, se puede ampliar hasta la Ciudad de México.

Para lograrlo se requiere que el proyecto de tren de pasajeros que irá de México a Querétaro se amplíe hasta Monterrey, aseguró Jorge Domene, jefe de la oficina ejecutiva del gobernador y vocero del gobierno de Nuevo León.

De concretarse, el ferrocarril tendrá las siguientes paradas: Distrito Federal, Querétaro, Monterrey, Laredo, San Antonio, Austin, Dallas y Oklahoma.

La inversión para la construcción que irá de Querétaro a Laredo será de 4,500 millones de dólares, estimó Domene. "Estamos trabajando de la mano con el gobierno de Texas, vamos a empezar en 2015, esperamos que se termine en 2018 el tramo de Monterrey a Laredo", afirmó.

Para finales de marzo, se espera que esté aprobada la reforma ferroviaria, la cual permitirá la inversión privada en el sistema ferroviario mexicano.

Domene aseguró que para 2015 actualmente se tienen pactada una inversión por parte del gobierno federal, independientemente de la aprobación de la reforma.