A partir de 2016 se implementará un nuevo y único sistema de subsidios para vivienda popular que se denominará Programa de Apoyo a la Vivienda (PAV), que contará con más de 2,383 millones de pesos anuales.

El Gobierno de la República lo implementará a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y del Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), informaron ambas instituciones.

Por lo tanto, desaparecen los programas Vivienda Digna y Vivienda Rural que venía operando el Fonhapo. El nuevo programa que apuntalará y dará mayor eficiencia al esquema de subsidios de vivienda para las familias del ámbito rural y urbano con pobreza patrimonial en el país.

“Se trata sobre todo, de avanzar en la multiplicación de las acciones de vivienda para abatir el hacinamiento en las familias; que la vivienda popular forme parte del esfuerzo sectorial por redensificar las ciudades y reorientar el desarrollo urbano…”, informó Ángel Islava Tamayo, director del Fonhapo.