Consorcio Ara, la mayor constructora de vivienda que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), espera un alza del 12% en su utilidad neta de este año, aunque disminuyó el número de unidades que proyecta vender.

Según información de Reuers, Ara, una de las empresas que sobrevivieron al naufragio bursátil del otrora vibrante sector, estimó que sus ingresos crecerían un 8% y que vendería 12,500 viviendas.

El sector se ha estado recuperando en los últimos dos años, luego de que una caída en la demanda y cambios en las políticas gubernamentales llevaron a las que fueran las tres mayores constructoras de vivienda del país –Geo, Homex y Urb–- a una reestructuración de sus pesadas deudas.