En este número:

 

Editorial

El año 2007 cumplió su ciclo, así hoy es tiempo de vacacionar y un destino de playa es muy atractivo. Por ello Real Estate Market & Lifestyle les presenta una edición donde Acapulco y los temas de playa son el objetivo.

En particular, si destinos nacionales como Los Cabos, Puerto Vallarta, Riviera Nayarit, Cancún y Riviera Maya, entre otros, se han distinguido por la gran inversión inmobiliaria residencial, con conceptos muy exclusivos y dirigidos al segmento de mayor nivel económico, Acapulco no se quiere quedar atrás y ofrece alternativas dignas de los gustos más exigentes.

Ello en medio de un entorno en el que el mercado inmobiliario del destino, en su conjunto, parece que se desplaza más lento que en años previos, no porque la demanda se esté contrayendo, sino porque la oferta está creciendo en forma muy acelerada.

Un elemento interesante es que este revolucionado mercado empieza a captar inversiones destinadas a ser desplazadas a través de la venta fraccional, pero también tiene un gran respaldo por la disponibilidad de crédito hipotecario, lo que favorece a los desarrollos del mercado residencial medio.

Y cuando hablamos de playa no podemos estar ajenos a la participación de extranjeros, quienes han apostado fuertemente en distintos destinos mexicanos.

Pero como no todo es mar y playa, la experiencia más reciente de Tabasco nos hace reflexionar sobre la importancia de contar con un seguro para nuestra propiedad y sus interiores, por aquello de más vale prevenir.

En materia económica hacemos un balance de lo sucedido en 2007, para dar paso a los pronósticos en la siguiente edición.

No pueden faltar los muebles de playa y el diseño para disfrutarlos este fin de año.

Pero a la par, también podemos disfrutar de esa colección de obras de arte convertidas en sillas: Vitra.

Y para satisfacer el gusto por el arte, los invitamos a la exposición Color as Field que se presenta actualmente y hasta febrero de 2008 en Denver Art Museum.

Finalmente, como es tiempo de reflexión y también de buenos deseos, aprovechamos la ocasión para desearles un año 2008 pleno de éxito y felicidad.