En este número:

 

Editorial

La crisis económica que está determinando un proceso recesivo más profundo del que todos esperábamos en México, sin duda está afectando a la industria inmobiliaria de una u otra forma. Por ello, será importante saber qué hacer frente a la crisis, aquí algunas sugerencias para aprovechar las oportunidades.

Primero que nada, debemos estar conscientes de que en estos momentos de crisis, la inversión en bienes raíces se vuelve la mejor alternativa porque será un producto que siempre existirá físicamente, así como que en el largo plazo siempre servirá como una protección segura frente a la devaluación y la inflación entre muchos otros beneficios.

Si usted tiene una empresa con activos inmobiliarios, como por ejemplo una oficina, a través del mecanismo financiero conocido como Sale and Lease Back (SLB), se puede capitalizar a través de la venta de su o sus inmuebles, mismos que siguen ocupando con absoluto control, cambiando su estatus de propietario al de inquilino, y obteniendo con esto importantes beneficios.

Si es una persona física que considera alternativas de ingresos, el comercio puede ser una de ellas, pero no el comercio informal sino un lugar establecido, que atienda a un segmento o nicho de mercado con buena ubicación, con estacionamiento, es decir, un lugar adecuado para hacer negocios. En este número encontrará una guía de cómo arrendarlo adecuadamente.

Dado que la crisis es el pan nuestro de cada día, hay que identificar que dentro de todo el mercado inmobiliario, cada segmento tiene sus propias características en la crisis. En el mercado inmobiliario comercial se observa un comportamiento diferenciado, por ejemplo: el sector industrial es el más afectado, literalmente está detenido; en tanto en el sector del retail (centros comerciales) y el corporativo (oficinas) se defienden de la misma.

Sin duda, hay diversas afectaciones en cada uno de ellos, de acuerdo con el nicho de mercado y con la posición financiera de las desarrolladoras así como el tipo de producto que ofrecen. Si bien la maquinaria del crédito hipotecario individual está bien aceitada y organismos públicos y privados garantizan que el flujo del mismo no se detendrá, la demanda dependerá del empleo.

Así, mientras el crédito hipotecario marche lento pero seguro, el que sí está sufriendo es el financiamiento a la construcción, porque ha sido el más afectado por la contracción de liquidez y por la aversión al riesgo de los inversionistas, sobre la emisión de deuda o bursatilizaciones de cartera hipotecaria, situación que se está tratando de contrarrestar con el regreso de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) a fondear a las Sofoles y Sofomes, las más afectadas por la situación financiera.

En uno más de nuestros trabajos de investigación, le presentamos un reportaje que le llevará a la reflexión acerca del comportamiento de los precios en nuestro país, con respecto al de Estados Unidos. Ahí podrá apreciar con claridad, los estragos que ha producido la crisis económica actual, al tiempo que podrá observar las oportunidades que de ella se desprenden.

Para dar una visión global de en dónde nos ha ubicado la crisis por regiones, también les presentamos una entrevista con una experta en análisis inmobiliario del viejo continente de la firma Savills.

Para finalizar, nuestra sección Home Design pone en sus manos un reportaje acerca de la novedad que implican las llamadas Azoteas Verdes, mientras que nuestra sección de Arte le llevará a la Era de Bronce.

Como en cada edición, agradecemos su preferencia y esperamos contar con sus valiosos, los cuales dicho sea de paso, nos ayudarán a hacer cada vez un mejor trabajo para usted.