¿Por qué decimos que nuestro mundo, este en que vivimos día con día, es un mundo globalizado? Tal vez una de las respuestas radica en entender que la economía global sólo se entiende a partir del fenómeno de flujo de capital.

La inversión extranjera directa (IED) es parte fundamental de los sistemas económicos internacionales abiertos y permite, bajo ciertas condiciones, el desarrollo económico tanto de los países emisores de capital como de los receptores. De acuerdo con estudios realizados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los beneficios de la inversión no se acumulan automática y homogéneamente en la economía de los países, sectores o comunidades locales; los efectos de los flujos de inversión dependen de las políticas nacionales. En este sentido, es deseable que los países receptores determinen políticas transparentes, amplias y eficaces que propicien un clima adecuado para la inversión, con la consiguiente formación de capital humano y el establecimiento de un clima institucional apropiado.

 

 

Cómo se invierte en el mundo y en México

 

Según el Informe sobre las inversiones en el mundo 2014, de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), se prevé que los flujos de inversión alcancen 1,600 millones de dólares (mdd) en 2014, 1,700 mdd en 2015 y 1,800 mdd en 2016, con incrementos relativamente mayores en los países desarrollados, como Alemania o Japón que tienen un intercambio comercial importante con México.

En 2013, los flujos de Inversión hacia países desarrollados aumentaron en un 9%, para alcanzar 566,000 mdd, lo que representa el 39% de los flujos mundiales, mientras que las economías en desarrollo alcanzaron un nuevo récord de 778,000 mdd, el 54% del total. Por otra parte, en las economías en transición la inversión fue de 108,000 mdd (el equivalente a un 7%). Durante dicho año, las economías en desarrollo y en transición constituyeron la mitad de las 20 primeras clasificadas en cuanto a entradas de inversión en este contexto. Cabe destacar que México ascendió de la posición número 15 al décimo sitio.

Pero, ¿qué sucede con la inversión en México? La tendencia durante el periodo 2000-2014 fue que el origen de las inversiones lo lideró Estados Unidos con un 45%, le siguen los Países Bajos con 13.2% y España con el 12.8%; Bélgica Canadá y Reino Unido figuraron en menor proporción.

Los principales sectores receptores de inversión durante el 2014 fueron: manufacturas, 12,870 mdd; servicios financieros, 5,557 mdd; minería, 2,215 mdd; comercio, 1,954 mdd y construcción, 873 mdd. El sector de información en medios masivos sufrió una desinversión de 4,153 mdd, mientras que los 11 sectores restantes captaron 3,252 mdd.

La participación porcentual de México en la recepción de flujos de IED a nivel mundial, entre 2008 y 2013, ha sido de 1.65%; pero cabe señalar que tan sólo en 2013, esta participación alcanzó la cifra de 2.6%. Esta tendencia de incremento de la inversión en los últimos años, da la pauta de por qué se invierte en México. El Banco Mundial, la OCDE, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), pronostican que el crecimiento económico de México para el 2015 será de entre 3.2 y 3.6%; por encima del de Argentina, Brasil y Chile.

En cuanto a las variables macroeconómicas, cabe señalar que México cuenta con 265,646 mdd de reservas internacionales; su inflación durante el 2014 fue sólo del 4% (considerada como una de la más bajas de América Latina) y, por otra parte, las exportaciones totales en 2014 fueron de 397,535 mdd, casi 5% más que en 2013.

La República mexicana es una de las regiones comerciales más dinámicas del mundo; además, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) integrado por México, Estados Unidos  y Canadá, permite a las empresas reducir costos de transporte y tener acceso a un mercado equivalente a casi 20,000 mdd.

 

Entradas de IED, por grupos de economías, 1995-2013

 

La competitividad es clave

 

México posee un profundo conocimiento de los procesos productivos. En nuestro país se manufactura y exporta una gran cantidad de bienes con mayor valor agregado; en este sentido, el índice de sofisticación tecnológica de los productos mexicanos de exportación está por encima de los de países como la India, Indonesia y Sudáfrica, y es el más alto de América Latina.

Por otra parte, de acuerdo con el Inegi, la población económicamente activa (PEA) en 2014, fue de 52.4 millones de personas. Actualmente, la población en edad de trabajar se encuentra entre los 15 y los 64 años de edad, lo que representa 64% de la población total, proporción que se mantendrá por dos décadas más. Como ejemplo de la inversión en capital humano productivo, las universidades y tecnológicos del país forman alrededor de 110,000 ingenieros anualmente.

En este sentido, para 2025, México alcanzará el menor índice de dependencia (niños y personas de la tercera edad/PEA). Según el estudio de Liderazgo Mundial del Grupo SHL (2012), el país formará y dispondrá de líderes empresariales de calidad global.

Como un ejemplo de diversificación de relaciones comerciales, recientemente México y China han firmado 14 acuerdos bilaterales, que representan 7,400 mdd de nuevas inversiones. Este monto será administrado por un fondo binacional de inversión y se destinarán a proyectos en los sectores de energía, minería, infraestructura, manufactura de alta tecnología, entre otros.

México subió cuatro lugares en el índice del Doing Business 2014-2015 del Banco Mundial, la mejor posición en una década: del 54 en 2011 al lugar 39; muy por arriba de las posiciones de países como Rusia (62), China (90), Brasil (120) o India (142).

De acuerdo con Banco Santander, el 38% de los analistas financieros pronostica que México será el mercado accionario con mejor desempeño en América Latina, muy por encima de Brasil (27%), Argentina (13%) o Chile (8%). Y el 56% opina que el peso mexicano mostrará el mejor desempeño entre las monedas regionales, en comparación con el 11% del peso argentino o el 9% del real brasileño. Esta opinión de los analistas se mantiene pese a la reciente turbulencia financiera mundial.

Todos estos datos no estarían completos si no se mencionaran las oportunidades que generarán las recientes reformas, en particular la energética, en materia de extracción de petróleo y gas; no obstante este impacto positivo para la industria, el sector manufacturero, en especial la industria automotriz también promete un importante crecimiento, derivado de las recientes inversiones y del conjunto de las políticas gubernamentales.

 

Países proveedores de partes aereonáuticas a Estados Unidos 2014

 

Sectores atractivos para la inversión

 

México tiene sectores dinámicos en donde la inversión extranjera ha tenido un impacto significativo para las empresas relacionadas con los sectores automotor, aeroespacial, eléctrico, electrónico y metalmecánico.

 

Automotor

 

  • En el entorno internacional de la producción de vehículos, México en 2013 ocupó la octava posición; en términos de valor, las exportaciones mexicanas (automóviles y autopartes) ocupan el cuarto lugar a nivel mundial por encima de Brasil, Rusia y China.
  • En 2014, la producción y las exportaciones totales de vehículos automotores lograron un nuevo récord en la historia de la industria en México, al acumular 3.39 y 2.77 millones de unidades, respectivamente.
  • En enero de 2015, las ventas de vehículos ligeros nuevos en la región de Norteamérica crecieron 9.5% con respecto al mismo mes del año anterior, observándose una recuperación en la demanda de Estados Unidos en 9.1% y Canadá en 3.4% a tasa anual.
  • La producción de vehículos pesados en 2014 aumentó 23.6% anual, al pasar de 136.7 a 168.9 miles de unidades, el 73.4% de la producción fue para exportación. En tanto, en enero de 2015 la producción aumentó 13% a tasa anual, al pasar de 11.6 a 13.2 miles de unidades, destinándose el 51.7% de la producción al mercado externo.

 

Aeroespacial

 

  • México es el sexto proveedor de la industria aeroespacial de Estados Unidos. De acuerdo con el estudio KPMG Competitive Alternatives 2014, México es uno de los países más competitivos en el mundo y el más competitivo de Norteamérica en términos de costo de manufactura aeroespacial.
  • Actualmente emplea a más de 32,600 trabajadores. Durante 2006-2014 la generación de empleos en el sector creció cuatro veces.
  • Las exportaciones han crecido 18% anual durante la última década y el año pasado alcanzaron 6,300 mdd.
  • Hay 270 empresas y entidades de apoyo (2012): 80% se dedican a actividades manufactureras, mientras que el 20% restante se enfoca a trabajos de diseño e ingeniería, así como de mantenimiento y reparación.

 

Eléctrico

 

  • Durante 2013 México fue el principal proveedor del mercado estadounidense de productos de equipo de generación y distribución de energía eléctrica, y el segundo proveedor en accesorios de iluminación, así como de otros equipos y accesorios eléctricos.
  • La producción total del sector eléctrico mexicano sumó 16,997 mdd en 2013. Se estima que la tasa media de crecimiento anual real del sector ascienda a 6.5% entre 2013 y 2020.
  • Empresas globales del sector (ABB, Alstom, General Electric (GE), Furukawa Electric, Mitsubishi Electric, Schneider Electric y Siemens, entre otras) tienen operaciones en México.

 

Electrónico

 

  • A nivel mundial México ocupó el cuarto lugar como exportador de computadoras, el séptimo, como productor de teléfonos celulares y, además, es el principal exportador de la industria electrónica de América Latina.
  • México ofrece costos 12% más bajos que los de Estados Unidos en el ensamblado de electrónicos y 14% en manufactura de equipo de telecomunicaciones.
  • Nueve de las 10 principales empresas transnacionales de servicios de manufactura de electrónicos (EMS) están ubicadas en el país.
  • En 2013, México fue el octavo productor de la industria electrónica con un valor de 64,000 mdd y se pronostica que crecerá a una tasa real de 5.1% entre 2013 y 2020.

 

Composición de los flujos de IED hacia México por sector de destino 2014

 


Texto:María Verónica Orendain

Foto: Real Estate Market & Lifestyle