Durante los dos últimos años la banca ha vivido una agresiva competencia en materia hipotecaria.

Ante tal contexto, las tasas de interés han sido la principal variable entre las instituciones financieras, a la hora de disputarse a los clientes; sin embargo, una vez que éstas han tocado piso, ahora contemplan diversos elementos, como el servicio.

Gonzalo Palafox, director de Banca Hipotecaria de BBVA Bancomer, en entrevista con Real Estate Market & Lifestyle, explicó que “estamos en un momento de competencia en cuanto a oferta de crédito muy fuerte”, quizá la más fuerte en la historia de la banca en México.

El directivo señaló que actualmente ya no se ve lo que se conoció como “guerra de tasas”; es decir, las ofertas y la guerra de mercadotecnia de los años previos en donde todo mundo decía: “yo traigo la tasa más baja del mercado”. En cambio, el mercado se está ajustando y ahora se observa que se están colocando las verdaderas tasas de mercado.

 

Gonzalo Palafox, director de Banca Hipotecaria de BBVA Bancomer.
Gonzalo Palafox, director de Banca Hipotecaria de BBVA Bancomer.

 

Aunque se anunciaban tasas del rango de 8% o por debajo, la realidad es que la tasa de colocación genérica estaba más en los rangos de 9 o 9.5% y en esos rangos seguimos.

“Es muy atractivo el tema de tasas, da el flashazo”, pero lo que debe de hacer quien busca un crédito hipotecario, es acercarse a la institución para saber quién es, qué está ofreciendo y cómo lo ofrece, para conocer que realmente va a tener un respaldo para resolver sus necesidad”, indicó el directivo.

 

Las tasas de colocación genéricas se mantendrán en rangos de entre 9 y 9.5 por ciento.

 

A futuro, el entrevistado considera varios elementos fundamentales en los que se concentrará la oferta hipotecaria: servicio, innovación y la atención a clientes no tradicionales. Asimismo, reiteró que la competencia ya no habría de centrarse  en las tasas de interés, porque todo mundo sabe que está el pequeño fantasma de repunte, “no sería ni creíble por ahí”, dijo.

Es por ello que la competencia debería tender “a como realmente es la competencia, por servicio, tiene que haber condiciones competitivas, pero eso debe estar complementado con una estructura, tiempos, certidumbre, en la confiabilidad de lo que le estoy ofreciendo es lo que va a obtener el cliente”.

Gonzalo Palafox agregó que otra fuente de competencia será la atención de segmentos que actualmente no están atendidos –o no completamente– y que son identificados como las economías no tradicionales; un  ejemplo de esto son los empleados estatales y municipales, los jóvenes (bono demográfico), etc. Esto se entiende como un tema de identificación de nichos, segmentos o características poblacionales susceptible de ser atendidas; sin embargo, no se han encontrado los mecanismos para hacerlo.

Sobre las economías no tradicionales, en particular, el directivo comenta que “estamos compitiendo todos por un pastel que tiene un tamaño determinado, pero se debe trabajar en hacerlo más grande, pues la demanda (no tradicional) es mayor, aunque no necesariamente la oferta de crédito atienda a todos”.

Para que el mercado hipotecario crezca y detone mayor actividad económica, hay que empujar al mercado no tradicional. Quien logre activar estos mecanismos a disponibilidad del mercado, tendrá mucho éxito, afirmó.

La economía informal no está siendo atendida ya que, por ahora, no es susceptible de serlo y esto es debido a que resulta muy riesgosa, señaló el entrevistado.


Texto:Gonzalo Palafox

Foto: F.Axel Carranza