Repunta sector construcción en 2004 buen escenario para 2005.

La industria escenario de la construcción, la de vivienda en particular seguirá creciendo en 2005 a un ritmo superior al de la economía nacional

ENTORNO MACROECONÓMICO

El año que acaba de culminar se caracterizó por una volatilidad financiera sustancialmente menor a la observada en los últimos años. El tipo de cambio aumentó sólo 4.5 por ciento a tasa anual en promedio respecto a 2003, y se contrajo 1.7 por ciento en el último semestre del año.

A lo anterior se sumó una mayor confianza de los inversionistas y analistas internacionales, incidiendo en una disminución de 22 por ciento del riesgo país, hasta alcanzar un mínimo histórico de 166 puntos en diciembre.

En el segundo semestre del año, las tasas de interés de los Cetes a 28 días también mostraron un comportamiento estable, tanto en términos nominales como en reales, aunque con una tendencia a la alza. Esto implicó que las tasas nominales cerraran el año en niveles de 8.5 por ciento y las reales de 4.3 por ciento.

En buena parte, el repunte de las tasas de interés se derivó de un aumento en la tasa de inflación, la cual resultó 2.2 puntos porcentuales superior a la meta establecida por el Banco de México.

A pesar de este aumento inflacionario, la estabilidad en las principales variables macrofinancieras se preservó como el principal activo del país. Este comportamiento se fundamentó en los resultados favorables de los balances público y externo, mismos que por noveno año consecutivo, se mantuvieron bajo control el año anterior, en buena medida como resultado de los favorables precios del petróleo.

Después de tres años de estancamiento, en 2004 la estabilidad macrofinanciera estuvo acompañada de un desempeño adecuado del sector productivo nacional. En efecto, durante ese año se registró un crecimiento industrial generalizado con una mejora parcial del rezago en materia de competitividad externa de nuestras empresas.

Pese a la presencia de una importante dinámica en la actividad económica, no se generó la suficiente creación de empleos formales en la economía, la cual se ubicó en sólo 500 mil nuevos empleos en el año frente a una demanda demográfica de 1.2 millones. De manera evidente, las 700 mil personas que no encontraron un trabajo formal engrosaron las filas de la economía informal o la migración a Estados Unidos.

En términos de la demanda agregada, 2004 se destacó por una sensible mejora de la inversión, que fue de 5.8 por ciento a tasa anual, la cual acompañó, por primera vez al mayor crecimiento del consumo privado en tres años (3.6 por ciento).

Al mismo tiempo, la inversión extranjera directa recuperó su promedio histórico al alcanzar 14 mil 500 millones de dólares, monto 34.2 por ciento superior al observado en 2003.

evolución de sector de producción dicadores de producción

La producción del sector construcción mostró avances importantes el año pasado y, al contrario de años anteriores, esta vez no se registraron movimientos cíclicos que afectaran a la industria, en especial a la de construcción de vivienda. El sector de la construcción registró un incremento de 5.1 por ciento, un punto porcentual superior al correspondiente a la economía en su conjunto.

Esta dinámica de desarrollo se ha mantenido en los últimos tres años, lo que corrobora que el crecimiento del sector construcción de vivienda ha sido mejor que el de cualquier segmento de la economía. Para el 2005, todavía se espera un crecimiento superior a 5 por ciento.

En cuanto a la producción industrial, en 2004 la construcción mostró un incremento de 5.4 por ciento, cifra que se compara favorablemente con el correspondiente a la producción industrial total, la cual presentó un crecimiento de 4.0 por ciento.  Para 2005, se espera una ligera desaceleración en ambos rubros: un incremento de 4.6 por ciento en construcción y un aumento de 3.8 por ciento en la producción total.

La inversión fija bruta también presentó una evolución durante 2004. Esta situación corrobora el buen desempeño de la construcción, ya que en este caso estuvo acompañada por el incremento de dicha inversión.

Mientras que la inversión fija bruta total aumentó 6.9 por ciento en 2004, después de tres años de decrecimientos, la inversión en construcción aumentó 5.3 por ciento, esto es, un desarrollo positivo por tercer año continuo.

La inversión es uno de los principales detonadores del crecimiento potencial de la economía. Históricamente, se observa que el parámetro para alcanzar un desarrollo económico sostenido superior a 5.0 por ciento es un aumento en la formación bruta de capital, superior a 20 por ciento del PIB. En este sentido, la inversión en construcción se mantiene como uno de los pilares para alcanzar dicha cifra en el corto plazo.

Indicadores de empleo

Al contrario de la economía en su conjunto, el sector construcción generó más de 80 mil nuevos empleos formales por tercer año consecutivo, mismos que se sumaron a los 880 mil existentes al cierre de 2003.

Este comportamiento coloca al sector construcción, en especial de vivienda, como uno de los pilares de la reactivación del mercado laboral (formal) de la economía mexicana.

El incremento del total de asegurados en el IMSS en la industria de la construcción se derivó, fundamentalmente, del aumento de los trabajadores permanentes, quienes alcanzaron un crecimiento anual superior a 4.5 por ciento en agosto, septiembre y octubre de 2003.

Indicadores de precios y rentabilidad

En 2004, la dinámica de los precios en la construcción implicó un aumento considerable en los costos, que no fue compensado con un aumento del precio de los bienes finales, en particular de la vivienda. En el primer semestre, el precio de los insumos del sector aumentó más de 20 por ciento a tasa anual, en tanto que el precio de la vivienda lo hizo en sólo 7.2 por ciento.

Lo anterior se tradujo en una tendencia negativa de la tasa de rentabilidad del sector construcción de vivienda, esto es, de -4.6 por ciento.

FINANCIAMIENTO AL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN: VIVIENDA

Infonavit

En los primeros 11 meses de 2004, el Infonavit financió 192 mil casas con crédito tradicional. Esta cifra permite anticipar que la meta global establecida al iniciar el año, para el país en su conjunto, será alcanzada, pues el objetivo fueron 200 mil viviendas. El valor promedio de los créditos otorgados por esta Institución ascendió, en noviembre, a 225.9 mil pesos, 6.8 por ciento superior al promedio observado en 2003.

Sociedad Hipotecaria Federal

El volumen de créditos de SHF aumentó considerablemente respecto al de 2003. Mientras que ese año fue de 53 mil, en 2004 llegó a los 63 mil. En tanto, el valor promedio de los créditos pasó de 437 mil pesos en 2003 a 639 mil en 2004, datos que corroboran el desplazamiento hacia el segmento de vivienda media.

Sofoles

Si bien las Sofoles continuaron la tasa de crecimiento de su cartera, a un ritmo de 27.1 por ciento en promedio, aún se esperan niveles elevados. Así, el año anterior otorgaron en promedio un financiamiento de 2 mil 096.8 millones de pesos mensuales.

Banca comercial

El financiamiento de la banca comercial a la vivienda acentuó su tasa de crecimiento, arrojando una evolución importante, mientras que en 2003 fue de 0.2 por ciento, en 2004 se incrementó a 16.2 por ciento. Así, se observa que, en promedio, el fondeo ascendió a los mil 380 millones de pesos mensuales, cifra notable si se compara con los 460.6 millones de pesos de 2003.