La depreciación del peso frente al dólar ha generado efectos variados en diversos sectores, algunos positivos y otros menos favorables.

Durante 2015 la economía mexicana se ha visto afectada por diversos factores, en mayor medida del orden internacional, provocando una depreciación de nuestra moneda.

La posibilidad de que el banco central de Estados Unidos comience a incrementar sus tasas de interés, luego de un largo periodo de niveles bajos, ha provocado que los flujos internacionales comiencen a salirse de los mercados emergentes para refugiarse en activos en dólares, lo que a su vez provoca el fortalecimiento del dólar frente a una canasta de divisas en las que se incluye al peso mexicano. La caída en los precios del petróleo, vital en la economía nacional, es un factor más para mantener elevado el tipo de cambio.

 

El peso ha sufrido una depreciación de 17% desde finales de 2014.
El peso ha sufrido una depreciación de 17% desde finales de 2014.

 

Empresas con insumos en dólares serán las más afectadas por el incremento del tipo de cambio.

 

Desde finales de 2014, hasta los máximos observados durante agosto de este año, la depreciación del peso fue de cerca del 17%; sin embargo, desde los mínimos observados a mediados del año pasado a la fecha, la depreciación ha sido casi de un 30 por ciento.

Por consecuencia, el impacto en la economía, en algunos casos se da para bien, como es el caso de las empresas del sector exportador; mientras que para aquellos sectores con insumos o deuda mayoritariamente en dólares, los resultados son desfavorables.

Ante tal panorama, las expectativas para 2016, estiman que el tipo de cambio finalice cercano a 17.11 pesos por dólar.

 

La caída en los precios del petróleo ha mantenido casi sin cambios el precio de la turbosina.
La caída en los precios del petróleo ha mantenido casi sin cambios el precio de la turbosina.

 

Casos concretos

 

Aeropuertos

 

La drástica caída en los precios del petróleo ha favorecido a que los precios de la turbosina se mantengan sin grandes cambios, esto aunado al incremento en el tipo de cambio, ha beneficiado los resultados de las empresas del sector aeroportuario ante un mayor volumen, principalmente en el tráfico internacional (con crecimientos de doble dígito); además del incremento en los ingresos no aeronáuticos al considerar que el pasajero internacional incrementa substancialmente el ticket promedio de su gasto. Consideramos que un escenario de mayor apreciación del dólar durante 2016 continuará beneficiando los resultados de las empresas del sector.

 

La depreciación del peso ejerce presión sobre la deuda denominada en dólares.

 

Precios de materias primas podrían estabilizarse y afectarían al sector de alimentos y bebidas.
Precios de materias primas podrían estabilizarse y afectarían al sector de alimentos y bebidas.

 

Alimentos y bebidas

 

Durante 2015 hemos observado que las empresas públicas, que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se vieron favorecidas por la apreciación del dólar frente al peso, gracias a sus ventas en moneda extranjera, al tiempo que la caída en precio de la mayoría de sus insumos –denominados en dólares–, compensaron el efecto cambiario. Para 2016 se podría observar un efecto contrario, ya que el comparable será complicado, mientras que los precios de las materias primas podrían estabilizarse o incluso incrementarse.

 

Fibras

 

En términos generales, la apreciación del dólar respecto al peso beneficia a las empresas de este segmento, cuya participación en el sector industrial (que habitualmente maneja contratos de arrendamiento en dólares), presenta un nivel significativo en sus resultados. En particular, el mayor beneficio se observa en Terrafina (96% rentas en USD), FibraMQ (70%) y Fibra Uno (31.9%). Para ejemplificar lo anterior, es importante señalar que en el caso de Terrafina y FibraMQ, el beneficio de la apreciación de la divisa extranjera respecto a la moneda local y las eficiencias operativas han generado un reparto de dividendos más atractivos, los cuales no consideran adquisiciones o el uso de la caja para estabilizar activos en desarrollo. Consideramos que un escenario de mayor apreciación del dólar durante 2016 beneficiaría los resultados de los Fibras, no obstante, la posibilidad de alza en tasas podría limitar dicho beneficio.

 

Los Fibras más beneficiados fueron Terrafina, FibraMQ y Fibra Uno.
Los Fibras más beneficiados fueron Terrafina, FibraMQ y Fibra Uno.

 

Construcción

 

En términos generales, la apreciación del dólar respecto al peso afecta al sector de la construcción, principalmente por el incremento en los materiales que se encuentran, en su mayoría, denominados en dólares; el incremento en la inversión necesaria para nuevos proyectos y al incremento en la deuda, ya que la mayoría de las empresas del sector presentan un elevado apalancamiento, así como un componente importante se encuentra denominado en dólares. Consideramos que un escenario de mayor apreciación del dólar durante 2016 continuará afectando los resultados de las empresas de la construcción, ya que su –de por sí– alto nivel de endeudamiento podría presentar incrementos adicionales.

 

Minería

 

En el 2016, la apreciación del dólar frente al peso continuaría representando un beneficio para las emisoras del sector minero, debido, principalmente, a que las ventas de las empresas están dolarizadas (el precio de sus principales productos: oro, plata, cobre y ferroaleaciones está fijado a dólares americanos).

No obstante, dicho efecto se vería contrarrestado por la depreciación en el precio de los metales (situación que se mantendría en el corto y mediano plazo), ante la expectativa de una menor actividad económica global. Hay que destacar que en materia de apalancamiento, la deuda en términos de pesos sería mayor por el efecto cambiario.

 

Precios de los productos mineros se encuentran dolarizados.
Precios de los productos mineros se encuentran dolarizados.

 

Financiero

 

Los Grupos Financieros de México realizan una serie de coberturas con el objetivo de reducir los efectos de los movimientos cambiarios y de tasas de interés. Para 2016, no cuantificamos riesgos significativos por la apreciación del dólar frente al peso, debido a los instrumentos con los que cuentan y a la poca exposición en moneda extranjera. No obstante, en cierta medida, la depreciación del peso frente al dólar podría aumentar el monto en pesos de las obligaciones contratadas en dólares por parte de los acreditados, por lo que la capacidad de pago podría verse afectada y, por lo tanto, generar un incremento en la cartera vencida de los grupos financieros.

 

Siderúrgico

 

En el 2016, la depreciación del peso frente al dólar continuaría representando un beneficio para las emisoras del sector siderúrgico, debido principalmente a que las ventas de las empresas están dolarizadas. No obstante, dicho beneficio podría ser contrarrestado en caso de que continuara la caída en los precios del acero, los cuales se han visto afectados por la desaceleración económica mundial. Hay que destacar que en términos de apalancamiento, las empresas acereras que cotizan en la BMV presentan un bajo nivel de apalancamiento y una sólida estructura financiera.

 

La expectativa para 2016 es de un dólar cercano a 17.11 pesos.

 

Consumo

 

Consideramos que el sector se ha mostrado neutral ante la apreciación del dólar, no obstante, algunas emisoras como Walmex y Chedraui se han visto favorecidas ante mayores ingresos en el sector proveniente de las remesas, cuyo destino principal es el consumo. Adicionalmente, las operaciones que tienen estas empresas en Centroamérica y Estados Unidos, respectivamente, hacen que los resultados se vean positivos. No obstante, hay que mencionar que los comparativos respecto al año anterior han sido fáciles (por el tema fiscal), pero probablemente el efecto estará neutralizado para el próximo año.

 

Aunque inicialmente se benefician por el tipo de cambio, los exportadores también ven <br />un aumento en el costo de sus insumos.
Aunque inicialmente se benefician por el tipo de cambio, los exportadores también ven
un aumento en el costo de sus insumos.

 


Texto:Carlos Alberto González Tabares* / Monex Casa de Bolsa

Foto: POSTA, LUISA MENGUAL, INSTREL, SHALES SEGUROS, CARSO, ELBOLS, KOANDINA,EMAZE,VERTIENTE GLOBAL, ICA, UNJ